Alfredo Cornejo: “Temo que los gobernadores radicales sean discriminados"

Alfredo Cornejo es el presidente del Comité Nacional del radicalismo y uno de los hombres más influyentes dentro del partido. Como exgobernador de Mendoza, lanzó en su momento duras críticas contra la política de Mauricio Macri y ahora también cuestiona varias de las decisiones de Alberto Fernández. En una entrevista exclusiva con El Tribuno de Jujuy, el diputado nacional aseguró ayer que “algunos gobiernos peronistas fueron asistidos con adelantos de coparticipación que devuelven en cuotas y algunos como Jujuy han sido asistidos con un adelanto de coparticipación, pero que se descuenta en el mismo mes”. Cornejo señaló que “no hay ninguna chance” de que haya “un jefe único de la oposición” y afirmó que “hay una tendencia a cortar los juicios a políticos que son corruptos y que están presos”.  

¿Cuál es su evaluación sobre el inicio de la gestión de Alberto Fernández?
Mi primer análisis debe ser de prudencia pensando que sólo tiene un mes y medio de gestión; no se podría tener una evaluación no sólo definitiva sino concreta con un mes y medio de mandato. Pero sí debemos ver algunas cosas que son positivas y que son útiles a lo que tiene que hacer el país, que es buscar un equilibrio fiscal en sus cuentas, no entrar en default y desindexar la economía. Esos tres ejes creo que son positivos. Lo negativo es que esas tres cosas se están haciendo con un discurso que no es sincero. El equilibrio fiscal se está logrando a partir de un fuerte impuesto sobre los sectores medios y no sobre los ricos. hay un control del gasto en materia de jubilaciones de los que no son de la mínima y eso se va a verificar en el corto plazo. Y también las otras cosas negativas que se están viendo es que hay una tendencia a cortar los juicios a políticos que son corruptos y que están presos, políticos presos y no presos políticos. Hay una búsqueda de impunidad muy fuerte al respecto. Hay señales muy negativas como sobre todo el tema Milagro Sala y otros tantos.

Las encuestas marcan que Alberto Fernández es el dirigente con mayor imagen positiva del país, ¿hasta cuándo cree que durará la luna de miel con la sociedad?
Todo Gobierno tiene y merece una luna de miel para promover sus cambios, pero también las decepciones son cada vez más rápidas cuando no están asentadas en bases sólidas. Y si uno dice que le saca a los ricos para darle a los pobres y luego se verifica que no es cierto, la decepción va a ser rápida. En materia de política exterior, para Argentina es clave tener una buena relación con dos socios estratégicos como Brasil y Estados Unidos.

¿La UCR va a acompañar el proyecto para reestructurar la deuda que anunció el ministro Martín Guzmán? 
Nosotros lo vamos a estudiar. En principio es un proyecto muy sencillo, en algunos casos no necesitaban autorización para esa reestructuración de deuda. Nuestra predisposición siempre es positiva a colaborar pero los antecedentes del kirchnerismo de negociación de deuda con el Club de París, con el FMI e incluso con los bonistas ha sido muy malo y perjudicial para el país. ellos hablan mucho de la deuda heredada pero la verdad que la Argentina tiene una deuda muy superior que fue generada por malas decisiones anteriores, donde el kirchnerismo tuvo mucho que ver. 

¿Qué autocrítica hacen como partido sobre el fracaso de Mauricio Macri? ¿Piensa que les va a costar que la gente vuelva a acompañarlos?
Muchos de nosotros, y yo en particular, hemos tenido posiciones críticas. Yo las he hecho públicas tanto como presidente del partido como cuando era gobernador. Además, creo que no hay porqué pagar costo, ya que hay que hacer un análisis equilibrado de la Argentina. Desde 2010 que la Argentina no crece, esos son los datos duros de la economía. No es un problema estos cuatro años, esto viene desde hace diez años. En 2010 éramos 40 millones de argentinos y ahora se estima que somos entre 43 y 44 millones. el mismo producto para distribuir entre más gente, es obvio que nos empobrecimos por razones estructurales y eso no se le puede atribuir a la gestión de Macri. Con un mal diagnóstico no lo vamos a sacar adelante, tenemos que sacarlo adelante entre todos. Argentina necesita un buen Gobierno pero también una buena oposición.

¿Tuvo diálogo últimamente con Mauricio Macri?
Sí, nos hemos cruzados mensajes. Hemos comentado cosas de la coyuntura actual. Pero no fue un diálogo formal.

¿Coincide con Macri en que el expresidente puede ser el jefe de la oposición o no hay un jefe de la oposición?
No puede haber un jefe único de la oposición, no hay ninguna chance de que eso sea así. Es una mesa colegiada donde deberán estar figuras importantes como Horacio Rodríguez Larreta, Martín Lousteau, los gobernadores radicales Valdés, Morales y Suárez, los presidentes de los partidos, integrantes de la coalición. Es una mesa plural en donde deberemos coordinar las posiciones como hemos venido haciendo en este mes y medio. 

¿Teme que los gobernadores radicales sean discriminados en materia de fondos? 
Sí, tengo temor, tengo temor. 

¿En qué se basa? 
En que algunos gobiernos peronistas han sido asistidos con adelantos de coparticipación que devuelven en cuotas y algunos como Jujuy han sido asistidos con un adelanto de coparticipación pero que se descuenta en el mismo mes. Esa es una clara diferencia que se hace. 

Ricardo Alfonsín parece más cercano al Gobierno que a la UCR, ¿cómo analiza esa situación?
Son sus opiniones. Las opiniones son libres y él tiene todo el derecho de tener opinión, pero es personal no son las opiniones del radicalismo. La UCR tiene sus autoridades elegidas por unanimidad, tanto los bloques, los gobernadores radicales, el presidente del partido y la mesa de la Convención Nacional tienen una posición crítica que dice que debemos estar en la oposición, no con Alberto Fernández.

¿Está de acuerdo con la decisión del Gobierno de achatar la pirámide salarial y jubilatoria con los aumentos de suma fija?
Sin duda algo hay que hacer con el sistema jubilatorio y con la fórmula de movilidad, pero tiene que ser una cosa razonable donde se privilegie a los jubilados que han hecho treinta años de aportes, donde ellos sean premiados por haber hecho el esfuerzo. Lo que se está haciendo suena a una improvisación de control del gasto nada más.

¿Piensan en un radicalismo con un candidato propio a la presidencia en 2023?
¿Por qué no? Eso hay que construirlo, no surge de la noche a la mañana. ¿Por qué no puede ser en cuatro años? Aún es muy prematuro pero hay que construirlo. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...