Video. Tips de Salud: Verdades del mate

El mate es una de las bebidas más aceptadas y compartidas por los argentinos, lo toman desde los más chicos hasta los adultos mayores, es por ello que se debe tener en cuenta algunas consideraciones para evitar que esta costumbre pueda llegar interferir en la salud.

Es recomendable que el mate se prepare con agua que no haya hervido y de esta manera evitar que el mate “se lave” perdiendo las propiedades nutricionales, como también y lo más importante se evita la irritación de la mucosa del aparato digestivo que puede desencadenar episodios de gastritis y otras enfermedades. Otro aspecto a tener en cuenta es el recipiente donde se prepara. Es preferible utilizar mates de madera o vidrio, evitando los plásticos sobre todo cuando el consumo de mate cebado es un hábito de todos los días. Lo ideal al cebar un mate es evitar el agregado de azúcar y en su reemplazo utilizar edulcorantes naturales como la hoja de Stevia o mezcla de hierbas para neutralizar el sabor amargo. Con estas recomendaciones para disfrutar de unos mates, ahora podemos desterrar algunos mitos.

Mitos y verdades del mate

El agua del mate entra en la recomendación de los 2 litros diarios. Falso. El mate tiene un efecto diurético, a través del cual no sólo se pierden líquidos sino también algunos minerales. Es por ello que se recomienda que cada vez que se consuma mate cebado se ingiera 1 vaso más de agua además de las recomendaciones. Puede ser agua, aguas saborizadas naturales o infusiones claras. El mate cebado ayuda a prevenir enfermedades crónicas. Verdadero. Si bien el mate cebado no aporta macronutrientes significativos, tiene efectos positivos en la salud. Diversos estudios avalados por el Conicet destacan propiedades de la yerba en la reducción del riesgo de desarrollar enfermedades como diabetes y en la progresión del Parkinson. Además, es rico en antioxidantes beneficiosos para el organismo.

Tomar mate ayuda a perder peso. Falso. El mate cebado no es una estrategia nutricional saludable para perder peso, ya que al reemplazar comidas principales por esta bebida, el único resultado sería una ingesta insuficiente de nutrientes que pone en riesgo el estado nutricional de la persona. No obstante, se puede incluir el mate en planes de alimentación saludables y personalizados. El mate puede tomarse en el desayuno y merienda. Verdadero. Se puede sumar esta bebida a la alimentación diaria, pero sin alejarnos de las recomendaciones alimentarias y nutricionales.

Es necesario acompañarlo con otros alimentos como frutas frescas o frutos secos, huevo cocido, tostadas o pan fresco y algunos lácteos. Dependerá de los hábitos de cada persona como también de sus necesidades nutricionales. El mate puede interferir en la absorción de algunos nutrientes. Verdadero. Algunos componentes de la yerba pueden competir en la absorción con nutrientes que son necesarios para el organismo, como por ejemplo con la absorción del hierro. Es por esto que se recomienda consumirlos lejos de las comidas principales y siempre consultar a un profesional de la nutrición. “El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca. Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed. Es más bien una costumbre…El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo”. Lalo Mir.

Tips de Salud

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...