Fitoterapia: "Se trata de volver a la tierra"

 

Valentina Forbice es una joven médica jujeña que tras terminar sus estudios universitarios en Medicina Occidental decidió emprender la búsqueda del conocimiento sobre la fitoterapia, porque cree que la cercanía con la tierra, la alimentación conciente y el uso de productos naturales y orgánicos garantizan una mejor calidad de vida. Desde esta perspectiva impulsa un emprendimiento de cosmética natural denominado "Tierra, cosmética y medicina natural".

En dialogo con El Tribuno de Jujuy, Valentina comentó cómo fue el proceso en el que decidió iniciar el emprendimiento. Dijo que "en la carrera de Medicina en la Universidad de Rosario hasta tercer año, donde estudiaba el funcionamiento del cuerpo humano, estaba fascinaba. Después empecé a ver las patologías y con ellas los tratamientos y ahí fue cuando me empezó a hacer ruido de que cada fármaco que estudiábamos era una página de los efectos y dos de los efectos adversos. Desde ahí comenzó mi interés por las plantas, teniendo en cuenta que el origen de todos los fármacos son las plantas, cuyos principios activos se potencian con coadyuvantes que son los que tienen los efectos adversos".

"A la hora de hacer la residencia me fui a la Patagonia, a El Bolsón, a trabajar en el hospital local. Ahí a diario veía todas las falencias que acarrea la Medicina Occidental por el efecto adverso de los fármacos y la sobremedicalización. Ahí empecé a explorar otras formas de medicina alternativa y descubrí el mundo de las plantas medicinales. También conocí médicas referentes de fitoterapia, tomé cursos sobre preparados herbarios y comencé a elaborar mis propios productos. Comencé a autosustentarme. Elaboré mi propia pasta de dientes, protector solar y cremas que compartí con mi familia. También hice pomadas terapéuticas como para las heridas, quemaduras y otras".

Indicó que cuando compartió los productos, las devoluciones fueron muy buenas: "todos los elogiaban por los buenos resultados que proporcionaban". Es así que decidió volver a Jujuy y hacer un impás en su formación como médica y capacitarse en fitoterapia, al mismo tiempo que empezó a probar recetas y con la técnica de "prueba y error" fue perfeccionando los productos.

Hace dos años comenzó a cultivar las plantas necesarias y buscar materias primas para realizar el lanzamiento de sus productos. En la actualidad elabora cremas, repelentes, champús y cremas medicinales a demanda.

Los productos son 100% biodegradables, beneficiosos para la salud de la personas y para el medio ambiente.

Las materias primas que se utilizan son manteca de carite, manteca de coco, aceite de sésamo y aceite de jojoba. "Además le pongo los principios activos para crema en particular", dijo.

Indicó que, por ejemplo, en una crema para piel seca, "uso manteca de carite, aceite de coco, flores de caléndula y flores de manzanilla. No tiene ningún tipo de conservante más que los naturales, uso vitamina E y aceites esenciales".

Indicó que por esta razón las presentaciones son de 50 gramos porque al no tener conservantes la utilidad de crema es más limitada.

"Hago cremas para pieles secas, pieles grasas, revitalizante, bálsamos labiales a base de cera de abeja pura, champú líquido para pelo seco y pelo graso. También hago repelente para insectos y cremas curativas como para dermatisis, acné y a demanda de acuerdo a la necesidad".

Valentina aseguró que las plantas no tienen efectos adversos y que si son acompañadas por una buena alimentación se puede tener una vida saludable. "Aún cuesta ver los efectos, hay una resistencia, pero es cuestión de cambiar el paradigma de salud y enfocarnos en la prevención. Y promover el cultivo de alimentos orgánicos y volver a la tierra".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...