Los celulares, la principal preocupación en clases

Cuando finaliza el ciclo lectivo y el resultado obtenido por el estudiante no es el deseado, los interrogantes sobre qué causas influenciaron en la no aprobación de una o varias materias generan una búsqueda para conocer las fallas cometidas.

 

Los docentes también se deben capacitar para enseñar a sus alumnos a darle un buen uso a la tecnología en el proceso educativo.

 

En ese sentido, docentes coincidieron en que la tecnología invade más el espacio de enseñanza de los alumnos y es la principal distracción en el aprendizaje.

Si el profesor falló, si enseñó bien, si el estudiante prestó atención y cómo fue su desempeño durante el período escolar son algunos de los planteamientos. Sin embargo, cada uno de estos aspectos puede tener también varios factores.

Actualmente se están realizando distintas capacitaciones a los docentes para la correcta utilización de la tecnología en las aulas. Desde el Ministerio de Educación de la Nación, confirmaron el regreso del plan "Conectar Igualdad", que distribuye netbooks a los estudiantes del nivel secundario de todo el país, y Jujuy debe estar preparada nuevamente para el buen manejo de este programa.

José María Benítez, docente en la Escuela de Educación Técnica de Perico, comentó que "es difícil poder estar al frente de un curso en donde la tecnología avanza pero a pasos agigantados; por eso uno tiene que estar actualizado. El docente de hoy tiene que estar a la par del alumno porque necesita estar actualizado, aprender día a día. Necesita también capacitarte y buscar esos medios para captar la atención que la tecnología fácilmente capta".

"Estoy completamente seguro de que tanto el estudiante cómo el docente tienen la responsabilidad de que el proceso educativo pueda favorecer a ambas partes. Por eso es que al principio de la cursada siempre se dialoga con los estudiantes para conocernos", sostuvo.

Es que ante el constante apercibimiento si los alumnos están prestando atención al dictado o al dispositivo móvil que tienen en sus manos, genera no sólo la distracción de quien lo porta, sino también de sus propios pares y hasta del docente que debe detener su enseñanza para pedir que guarden los teléfonos celulares.

Esto es algo que no solamente se puede observar que pasa en los alumnos del nivel medio, sino también en la primaria. Cuando más acompañamiento y apoyo hacia los alumnos hay, mejor se puede considerar su rendimiento escolar.

"Los estudiantes siempre deben estar acompañados, y que más bueno que el acompañamiento de los padres o tutores, así el proceso educativo se refuerza. Ese proceso educativo tiene más posibilidades de llegar a buen punto. Eso es importe, entonces para mí el rol fundamental que deben cumplir es el acompañamiento al cien por ciento", resaltó el profesor Benítez.

Los factores que pueden fortalecer el aprendizaje

Facundo Manes es un neurólogo reconocido del país que diserta sobre temas de educación y cómo fortalecer este sistema. 
Los factores que pueden servir para un buen aprendizaje son: lo que nos inspira, lo que nos motiva y lo que nos merece respeto. 

Muchas veces cuando un joven o un niño en el período escolar no puede aprender los contenidos básicos o tiene dificultad dentro del colegio con sus compañeros, es porque hay un contexto que puede influir en su comportamiento y en la manera de aprender. Es fundamental tener en cuenta que esto puede pasar y apoyarlo en su motivación para superar esta etapa. 

No solo son los padres los que dan ánimo en el proceso escolar, sino también la familia completa y los propios amigos que se tienen. Además, toda la información que se trasmite en clases, en charlar y que busca por cuenta propia, tiene que ser acorde a su edad.

Los maestros y profesores, sumando al rol que pueden cumplir los tutores, son piezas claves dentro de la formación educativa de un alumno, porque son los que transmiten el conocimiento que se debe adquirir según el grado en el que se encuentra el niño o adolescente. Y no solamente se ocupan de los conocimientos, sino también de la formación de la personalidad. En una charla que dio el neurólogo Facundo Manes en Buenos Aires, mencionó que “hoy la información no genera admiración, porque está disponible. Eso no quiere decir que cambie el rol del docente o que la era digital reemplace el contacto humano, porque el cerebro no cambió y los seres humanos somos sociables y necesitamos del docente, del maestro, del inspirador”.

“El cerebro humano aprende con tres cosas: cuando algo nos inspira, cuando algo nos motiva y cuando algo nos merece respeto. La tecnología va a ser complementaria, hay que reinventar al docente, porque la información está al alcance, pero él tiene un rol clave en los conceptos que desarrolla nuestro cerebro”, añadió el médico. 

Manes es uno de las personalidades destacadas en el ambiente de la ciencia y la educación del país porque siempre inspira a muchas personas a seguir el camino de la formación. Como así también diserta sobre las cuestiones que pueden generar estrés y dificultades en este período. “A mis hijos les digo estudiá, porque además de que te va a permitir ser más libre y tener más oportunidades, cumplir tus sueños, levantar la autoestima, adaptarte a un mundo en permanente cambio, además de todo eso, va a proteger tu cerebro”, expresa el neurocientifico. Están próximas las mesas de exámenes en las escuelas de Jujuy, por los que los chicos no deben perder sus objetivos.

Uso educativo 

Computadoras y celulares son los aparatos tecnológicos a los que accede la mayoría de los jóvenes en estos tiempos. Una especialista recomienda que si se dan celulares, que sean no sólo para entretenimiento sino también para educación. Aunque estos deben generar la propia curiosidad del niño y no otorgarlo como un premio. Es que dentro del período escolar, muchos padres suelen estimular a sus hijos con premios antes de iniciar las clases para que aprueben sus materias. Dinero, viajes y aparatos tecnológicos son algunos de los “incentivos” que prometen darles a cambio de buenas notas. 

“Al niño le entregas hoy una tablet o un celular, y no lo estás controlando. Hoy estamos conviviendo con lo que se llama el chupete electrónico. Al celular se le puede dar un mejor uso para que aprendan contenidos educativos”, indicó Lucas Ramallo, licenciado en Psicología con especialidad en niños y adolescentes. Existen plataformas educativas que tienen documentos audiovisuales que pueden servir para que un joven conozca más a través de su celular. Sin embargo, el tiempo de manejo del mismo se debe regular. Dejar mucho tiempo que un niño tenga un teléfono, puede generar el encierro y bajar la concentración.

El control sobre lo que mira y los sitios web a los que accede también son claves para percibir si lo que busca es material adecuado para su edad o no, y los padres deben estar pendientes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...