"Levantamos la cabeza, salimos y tenemos que seguir"

El pueblo abrapampeño veneró a su santa patrona la Virgen del Rosario. Por la mañana se desarrolló la tradicional misa sin presencia de devotos. Pasada las 11 comenzó la peregrinación que se dirigió por todos los barrios de la ciudad.

"Que nuestra Madre María nos siga dando fuerzas, nos acompañe, nos ilumine. Fuerte aplauso para nuestros hermanos, los soldados de la vida", dijo el padre Pedro Martínez en la celebración de la misa, "Soldados de la vida" fue en alusión a la gente trabajadora que se encuentra en la primera línea ante la batalla del coronavirus, como profesionales de salud y seguridad.

"Abra Pampa, no temamos, tenemos todo para salir adelante", dijo el párroco Martínez, recordando que Abra Pampa recibía el primer golpe bajo allá por el mes de junio en referencia al primer caso de coronavirus que sería el principio de una catastrófica situación en la provincia. "Estuvimos todos preocupados, angustiados... pero sin embargo levantamos la cabeza, salimos, podemos y tenemos que seguir". Haciendo hincapié también en las adversidades que existen en la comunidad, "cuando la unidad tiene que prevalecer en cada pueblo, de cada institución que tiene que aportar por el bien del pueblo... No bajemos la guardia".

Tras la finalización de la misa, la imagen sagrada de la Virgen del Rosario fue empotrada en una unidad móvil de transporte, comenzando así la procesión. Importante cantidad de gente se concentró a las afueras de la iglesia, comenzó la caminata de acompañamiento de la Virgen y en el camino fueron innumerables los fieles que se sumaron, desde niños hasta mayores de edad.

Con lágrimas en los ojos, carteles, incienso, pañuelos y globos blancos y amarillos la gente demostró su veneración a la patrona del pueblo, gente que pedía por la salud particular, de su familia, como un ciudadano en el barrio Provincias Argentinas que esperó la imagen sagrada de rodillas y con llanto, o como aquel abuelito ayudado por un familiar y sin poder caminar por sus propios medios que hizo parar la caravana para pedir por su salud en el barrio 23 de Agosto.

Consultados muchos vecinos que se acercaron durante el trayecto de la procesión sobre qué le pedían a la Virgen María, respondieron que "la pandemia del coronavirus se vaya". También pidieron por paz y amor para su pueblo.

Pasada la mitad de la procesión, se sumaron bandas de música que dijeron presente, todo dedicado a la patrona. Como así también los samilantes con caballitos y toritos.

Hubo otros detalles más que se vivieron en el día de la patrona de Abra Pampa, a pesar de la pandemia del coronavirus, el pueblo abrapampeño veneró a la Virgen del Rosario con amor y fe.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...