Un día de agradecimiento hacia las mamás jujeñas

Las familias jujeñas celebran hoy el Día de la Madre en un escenario atípico que de a poco se va convirtiendo en una nueva normalidad. En una cuarentena que casi ya no es cuarentena y donde las reuniones familiares masivas que antes caracterizaban esta fecha no se podrán hacer por cuestiones sanitarias, las ganas de celebrar el amor son muchas y buscarán la forma de hacerse abrazo, aunque sea virtual.

 

Hoy también felicitamos a esas madres que se animan a romper esquemas y luchan por ser felices para criar hijos felices y libres.

 

La cuarentena implicó para muchas madres un doble esfuerzo, trabajar desde la casa, cumplir con las tareas domésticas y llevar adelante la educación de los niños pequeños. Para conocer cómo fue la cuarentena para las mamás jujeñas consultamos con algunas lectoras cómo vivencian esta nueva normalidad. Entre las entrevistadas prevaleció la idea de que las tareas de cuidado se duplicaron, pero al mismo tiempo surgió la posibilidad de encontrarse con nuevos hábitos placenteros como descubrir algún hobby, ver películas o series y poder estar más cerca de los hijos sobre todo de los de edades más pequeñas.

Estela Rodríguez, docente, madre de dos niñas una de 5 y otras de 11 años, comentó que "hace un par de años estoy separada y la crianza de las chicas siempre estuvo a mi cargo y es algo que yo quise y deseé siempre pese a que implica un esfuerzo más grande. Viven conmigo y el papá las visita seguido. Antes de la cuarentena, nuestra rutina diaria era un caos es decir dejar y retirar a cada una, pero había horas en que estaban en la escuela o con su abuela mientras yo trabajaba. En cuarentena todo eso se hace al mismo tiempo. Las primeras semanas, sumada la angustia por la pandemia fue difícil pero hoy estamos muy bien, disfruto muchos de ellas y ellas disfrutan de nuestro tiempo juntas".

María Cristina Mamaní es madre de dos varones y una mujer, sobre los cambios que la cuarentena introdujo en la maternidad, indicó que "yo soy mamá de las viejas, mis hijos hoy son adultos y la cuarentena nos provocó mucho sufrimiento por estar alejados, estábamos acostumbrados a compartir los domingos o alguno siempre venía a tomar mate, pero hubo semanas sobre todo al inicio que estuvimos alejados y muy preocupados yo por ellos y ellos por mí. Para mí la maternidad no cambió en nada en cuarentena. Yo amo a mis hijos sin importar nada de lo que ocurre alrededor".

Georgina Torrez, madre de un niño de 3 años, señaló que "ser mamá y trabajar desde la casa fue difícil en cuarentena, pero también nos permitió jugar mucho más que antes que estábamos separados, él en la guardería y yo trabajando, también miramos películas juntos".

Lorena López, madre de dos niños, indicó que "siempre la maternidad fue difícil, en cuarentena creo que para nosotras que estamos acostumbradas a amoldarnos a los que hace falta no fue tan difícil, sí para nuestros chicos, creo que ellos la pasaron mal. Yo soy docente y tengo que coordinar con mis obligaciones de madre el estar siempre disponible para mis alumnos. Con el paso de los meses nos fuimos acomodando todos. Pero también tuve tiempo para ponerme el día con el jardín, que es algo que me gusta mucho".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...