Cáncer de mama, las mejores estrategias las dan los chequeos de rutina

Octubre es el mes de sensibilización sobre el cáncer de mama, enfermedad que afectará a 1 de 8 mujeres en algún momento de su vida, y este año el esfuerzo debe redoblarse ya que, en nuestro país, durante los meses de cuarentena por Covid-19, solo un 40% de las mujeres realizó sus controles mamarios, si se toma en cuenta los promedios de años anteriores.

Otro dato alarmante es la comparación de las cirugías efectuadas ya que, actualmente, según las estimaciones de la Sociedad Argentina de Mastología, se está operando sólo el 35% de los cánceres de mama que habitualmente se operan durante el mismo período.

"La pandemia no ha puesto en pausa las enfermedades no transmisibles, las mismas han continuado su desarrollo en cuarentena, con el agravante del sedentarismo, la escasa o nula exposición al sol con bajas de vitamina D, la mala alimentación, un significativo aumento del consumo de alcohol y tabaco, sumado a la inestabilidad emocional”, afirmó Luciano Cassab, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Mastología.

Para enfrentar el cáncer de mama, las mejores estrategias las dan los chequeos de rutina. El motivo es simple: permiten la detección de la enfermedad en sus estadíos iniciales, cuando existe un 95% de posibilidades de cura y se requieren tratamientos menos agresivos. Sin embargo, en el contexto de la pandemia del COVID-19, "comprobamos que únicamente un 40% de las pacientes realizó sus estudios mamarios de control", señaló la médica cirujana mastóloga Gabriela Candás.

Sobre los efectos de esta situación, Juan Luis Uriburu, presidente de la Sociedad Argentina de Mastología, opinó que "por temor al contagio o simplemente por la ausencia de síntomas, muchas mujeres postergaron sus estudios de control anual donde la mamografía es fundamental para la detección precoz. Seguramente en uno o dos años encontremos las lesiones que hoy no controlamos. Probablemente las veremos en estadíos más avanzados, necesiten tratamientos más intensivos y agresivos que los que indicaríamos ahora y -tal vez- disminuyan las probabilidades de cura".

La recomendación general, entonces, es que todas las mujeres retomen sus estudios de control mamario. "Es muy importante llegar al diagnóstico temprano, y para ello es imprescindible que las pacientes retomen sus controles de rutina y el seguimiento particular indicado por su médico", enfatizó Uriburu y remarcó que: "cada institución cuenta con protocolos para cuidar y brindar la mejor atención durante este momento tan difícil".

El chequeo mamario completo, edad por edad

  • Antes de los 35 años, durante el control ginecológico anual se realizará el examen físico y, cuando el médico lo considere, se pedirá una ecografía mamaria, como primer estudio.
  • En mujeres sin antecedentes ni síntomas, se indica una mamografía de base a los 35 años y anualmente, a partir de los 40. De acuerdo a las características personales, el mastólogo podrá considerar acompañarla de una ecografía.
  • Cuando la mujer presenta síntomas o algún tipo de anormalidad en las mamas, puede ser necesario comenzar antes la rutina de estudios con imágenes o realizar un seguimiento más continuo.
  • En caso de ser portadora de una mutación genética, se incorporará una resonancia magnética nuclear mamaria a los estudios de control.
  • En mujeres con antecedentes de primer grado (madre, hermana o hija con cáncer de mama) se recomienda realizar el primer control diez años antes de la edad de detección del cáncer del familiar más cercano, que por lo general es a los 30 años.

Además, "si entre los controles la mujer nota cambios en sus mamas -tales como un bulto, una retracción, diferencias en la simetría, desviaciones del pezón, secreciones o alteraciones en la piel- deberá consultar con un especialista", recomienda Cassab

Mitos y verdades sobre el cáncer de mama

1. El cáncer de mama no se da hasta la menopausia.

Los tumores de mama pueden aparecer a cualquier edad, aclaró el INC, aunque afirmando que "es cierto que el riesgo de tener cáncer de mama aumenta con la edad (más del 70% de cánceres de mama se producen en mujeres mayores de 50 años)".

2. Si no hay síntomas no debo preocuparme.

El control periódico es "esencial", se insistió, dado que "el 75% de casi 21.000 mujeres con diagnóstico de cáncer cada año en Argentina no tenían ningún factor conocido de importancia; muchas de ellas no presentaban síntomas específicos".

3. El consumo de anticonceptivos orales favorece la aparición de cáncer de mama.

Sobre esta afirmación "no existe evidencia científica".

4. Tuve cáncer de mama hace 5 años. Hasta ahora no pasó nada, por lo tanto mi cáncer de mama no se repetirá.

El cáncer de mama "puede volver en cualquier momento, aunque hay más posibilidades de que suceda en el lapso de los primeros 5 a 10 años".

5. Tengo un nódulo en la mama. ¿Es cáncer?

La mayoría no lo son, pero "debe llevar a la consulta médica sin demora".

6. Fui llamada porque necesitaban tomar "proyecciones adicionales" de las mamas después de mi mamografía. Quiere decir que tengo cáncer.

No. Estas "proyecciones adicionales" son necesarias para definir una imagen que no es clara en la mamografía, pero puede ser una masa benigna o simplemente una mama normal.

7. La terapia de radiación es peligrosa y quemará mi corazón, mis costillas y mis pulmones.

En la actualidad, estas técnicas "son seguras y efectivas para tratar el cáncer de mama. Los métodos utilizados minimizan la exposición del corazón, costillas y pulmones a la radiación".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...