Reconocimiento a la mentora de la Clínica Virgen de Fátima

La moderna clínica Nuestra Señora de Fátima, iniciativa de la empresaria Gilma Mealla de Rivarola, le aportó a Palpalá la excelencia en el cuidado de la salud y atención de enfermedades con equipamiento de última generación, capacitando a su vez al personal desde los últimos adelantos, siendo pionera en la región con la incorporación de tratamientos y profesionales reconocidos a nivel nacional.

El sueño de una empresaria pionera, al diseñar la misma y decidir su instalación en Palpalá, generó grandes expectativas que se fueron cumpliendo con el paso del tiempo, logrando convertirse en la más importante de la región.

Gilma Mealla de Rivarola, pensando en la ciudad, diseñó y personalmente siguió las instancias de la formación y ampliación con tecnología de vanguardia, convocando a profesionales de diferentes especialidades con reconocimiento nacional y muchos de ellos trabajando en el campo de la investigación.

Única de la región

El proyecto de Gilma Mealla de Rivarola es el único de la región de los Valles, que cuenta con los mejores profesionales de cada especialidad a cargo de un equipo de profesionales de la salud con una gran calidad humana que los convierte hoy en la clínica modelo para Palpalá.

"Tengo mucho que agradecerle a Palpalá", señaló Gilma Rivarola en oportunidad de dialogar con El Tribuno de Jujuy sobre la importancia de una inversión para cuidar la salud de los jujeños desde la ciudad siderúrgica.

Los agradecimientos en el trato y los resultados, afrontando los desafíos que la medicina moderna hoy tiene enfrente llegan con frecuencia y con agradecimientos públicos que se dieron a conocer en las últimas horas a través de medios locales. Salvar una vida eleva el espíritu de quienes trabajan para alcanzarlo y los familiares de pacientes deciden hacer públicos sus agradecimientos.

Sentido agradecimiento

Es el caso de la familia Manzur, quien a través del canal de cable Videotel, dio lectura en el informativo central las palabras de Pedro Manzur en la jornada de ayer.

La esposa de Pedro Manzur estuvo pasando momentos de preocupación, afectada por la enfermedad, internada en la clínica Nuestra Señora de Fátima, quien envió un escrito para hacer público su agradecimiento.

"Por la presente quiero agradecer a todos los médicos, anestesistas y enfermeros que trabajan en el Servicio de Hemodinamia de la Clínica Nuestra Señora de Fátima, un servicio que está comandado por el doctor Andrés Lamas y a través de estas líneas quiero expresar el agradecimiento a todo ese equipo que él comanda, tan profesionalmente trabajaron para que mi mujer vuelva a disfrutar de la familia. Quiero destacar que este es un servicio nuevo con equipamientos modernos que la Clínica de Fátima incorporó y continúa incorporando para prestar y dar vida, y fundamentalmente a todos los jujeños, porque hoy es un hijo de Palpalá que se especializó durante años en Buenos Aires y lo tenemos aquí trabajando entre nosotros, un genio que lo descubrí a través de un problema de suma gravedad que tuvo mi señora. Gracias, Andrés", señaló en su mensaje Pedro Manzur.

"Y cómo no agradecerle a la creadora de esta moderna clínica, la señora Gilma Mealla de Rivarola. Simplemente muchas gracias y felicitaciones. Sigan adelante", señaló en una esquela leída por los conductores del noticiero central.

Destacando así el servicio de excelencia no sólo tecnológico sino también por la calidad humana de los profesionales.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Importante ahora

cargando...