¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Le sacan 26 mil pesos de la cartera a una empleada

La mujer trabaja junto a dos personas que negaron conocer el hecho

Miércoles, 21 de octubre de 2020 01:00

Un hecho que causó sorpresa y estupor se registró días atrás cuando personas desconocidas le sustrajeron a una empleada del Poder Judicial una importante suma de dinero, destinado al pago de una cuenta.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un hecho que causó sorpresa y estupor se registró días atrás cuando personas desconocidas le sustrajeron a una empleada del Poder Judicial una importante suma de dinero, destinado al pago de una cuenta.

El Tribuno de Jujuy tomó conocimiento de un hecho aberrante en las instalaciones del edificio que ocupa la Vocalía Nº 6 del Tribunal de Familia.

Las primeras versiones dan cuenta que el hecho se registró la semana pasada y tomó estado público en las últimas horas ya que se mantuvo bajo un estricto hermetismo.

Fuentes policiales consultadas afirmaron que una empleada llegó a su lugar de trabajo a las 7.30 y en medio de la vorágine del trabajo olvidó dejar la cartera a buen resguardo en la oficina de la secretaría de la mencionada Vocalía.

La propietaria de la cartera que había ingresado a las 7.30 al retirarse observó que tenía el cierre corrido y al observar en su interior comprobó con sorpresa que le faltaba el dinero, por lo cual se dirigió a la sede policial que queda a pocas cuadras donde radicó la correspondiente denuncia.

La falta de cámara de seguridad en el sector donde trabajan estas personas motivó que no se pueda determinar con exactitud en qué momento y quién sustrajo la suma de dinero, cuando a la oficina mencionada no tiene acceso el público que concurre al lugar.

Uno de los investigadores consultados brindó algunos indicios del hecho y por el mismo habría una persona a la que se estaría investigando.

La víctima del hecho es una mujer mayor de edad que además de cumplir funciones en la mencionada Vocalía en sus horas libres se dedicaría a la venta de ropa de bebé, y ante la falta de pago de una factura la misma se habría visto seriamente comprometida económicamente y perdiendo credibilidad ante la empresa proveedora de las prendas.