"No hay razones de fondo que justifiquen el aumento de precios"

-En las últimas semanas se registró un aumento de precios en los productos de primera necesidad, ¿por qué?

-Yo diría que hay un aumento "injustificado" de los precios, porque de verdad no hay razones de fondo que lo justifiquen, salvo en frutas y verduras de estación, que se pueden haber visto afectadas por la pandemia, la verdad es que no hay justificativos razonables para este aumento. El aumento de los precios impacta en la canasta básica y afecta, nada menos, que al derecho a la alimentación. Los productos manufacturados no tienen tampoco justificativo para un aumento, porque no se paró la producción, fueron declarados actividad esencial. A ver, si aumenta la bolsa de harina, necesariamente va a aumentar el costo del pan, pero hace tiempo escuchamos que el panadero disminuye el aumento y no lo trasladan en mismo porcentaje a los precios, porque han notado una sensible disminución en las ventas, y eso afecta muchos más, porque afecta a la pyme.

Desde las asociaciones de defensa del consumidor, sí estamos notando que se ha aumentado "por las dudas

 

-En todos los rubros se registran aumentos...

-Así es. Por ejemplo, el tema con productos de gran valor como un auto, si tiene autopartes que son importadas, necesariamente va a tener un aumento por la suba del dólar, pero hemos tenido un montón de reclamos en Proconsumer y Codelco respecto a los aumentos en las cuotas de los planes de ahorro, que no coinciden para nada con el aumento del valor del bien. Es más, encontramos que en algunos vehículos había tres o cuatro precios distintos: el precio de contado era el más bajo; después había un precio financiado en pocos meses y por último, el más caro de todos era el del vehículo que formaba parte de un "autoplan", porque además de aumentar la cuota, se le suman los costos administrativos por el plan y el seguro de adjudicación. Entonces hay que ponerles freno a esos abusos porque son abusos de posición dominante en el mercado.

Si nosotros no entendemos que hay que tener una política pública que se siente en una mesa a negociar con los formadores de precios, los usuarios la única posibilidad que tenemos de resistir los aumentos es comprando lo estrictamente necesario, educándonos en la compra.

-¿Y también optando por las compras en los comercios de cercanía?

-Claro. La posibilidad que tiene el supermercado de tener un precio diferenciado por el volumen de ventas, porque ahí tiene la ganancia, no lo tiene un almacén de cercanía, porque él nos muestra la factura del precio al que compró el fideo y a cuánto lo tiene que vender. Y mientras tanto, resulta que nosotros sabemos que el supermercado compra y stockea y tiene meses para vender productos sin volver a comprar y aún así los precios no bajan.

Acá jamás bajan los precios, no hay ninguna circunstancia en la economía que produzca que los precios bajen, lo máximo que podemos conseguir los usuarios es cuando interviene el Gobierno con los formadores de precios y fija precios máximos.

-Cuando una persona registra un aumento desmedido de los precios, ¿qué debe hacer?

-Si el producto forma parte de alguno de los planes del Gobierno, como "Precios Cuidados", podemos hacer un reclamo en Defensa del Consumidor. En cuanto al producto que nosotros advertimos que tiene un precio en góndola y un precio en caja, debemos hacer el reclamo en el supermercado, porque como consumidores tenemos derecho a que nos cobren el precio que figura en góndola o en los catálogos de ofertas. Esas situaciones es publicidad engañosa y forma parte de un grave incumplimiento a la Ley de Defensa del Consumidor.

Como consumidor tengo derecho a que me cobren el precio ofertado, el precio que está en góndola o el precio que figura en la vidriera, el que se exhibe junto a la mercadería. Además, tienen la obligación de aclarar si es el precio de contado o si es el precio de lista, y si este tiene recargo y no. Tampoco nos olvidemos que el precio de contado tiene que ser el mismo precio con tarjeta de débito y no puede haber ninguna diferencia en la compra con débito porque es contado efectivo.

-Subieron la nafta y el dólar, seguramente muchos de los empresarios trasladen ese aumento a los precios...

-Es indefectible que se produzca un aumento de precios en las provincias como las nuestras, donde estamos alejados de los centros de producción urbanos. Al aumentar el combustible va a aumentar el transporte y ese aumento se trasladará a los precios que termina pagando el consumidor final. Ahora, que la nafta aumente un 5% no significa que automáticamente va a aumentar el producto final, una lata de tomate, por ejemplo, no va a aumentar ese porcentaje, porque eso sí es injustificado. El transporte es una parte del precio, no toda, entonces como usuarios el poder que tenemos es el de decidir si compramos o no determinado producto. Tenemos que ser tan cuidadosos y no nos tenemos que dejar engañar con las famosas ofertas del "lleve 2 pague 1" o lleve la segunda unidad con tanto porcentaje de descuento.

-Estas ofertas se ven a menudo...

-Es que muchas veces si uno viene registrando el precio del producto, resulta que después comprar los dos productos te sale lo mismo, no hubo ninguna diferencia ni descuento. Hay que dejarse de tentar por la oferta. A eso vamos cuando decimos que no hagamos compras grandes ni nos formemos stock, porque no estamos ahorrando de esa manera. El ahorro siempre viene por una compra racional de lo estrictamente necesario.

-Qué importante esto de trabajar en las compras responsables...

-El tener buenos hábitos de consumo no es solamente para los productos como verduras y mercadería, sino también en los servicios públicos. Un consumo racional de la energía, agua y gas, no solo nos va a permitir ahorrar y saber cuánto consumimos, sino además consumir cada vez menos de estos bienes que son irremplazables. Cuando nosotros tenemos un consumo racional estamos también beneficiando a otros sectores que gozan de menos posibilidades.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...