Salinas Grandes dará apertura al turismo a partir del 5 de noviembre

PURMAMARCA (Corresponsal). El imponente paisaje de Salinas Grandes es uno de los destinos turísticos más elegidos y más esperado por los visitantes, es por ello que las tres comunidades que conforman el territorio comunitario de esta zona anunciaron que a partir del jueves 5 de noviembre darán apertura a los paradores con venta de artesanías, gastronomía y los espectaculares circuitos a los ojos del salar cumpliendo con estrictos protocolos de bioseguridad.

Los magníficos paisajes de las Salinas Grandes se encuentran aproximadamente 65 kilómetros de Purmamarca, para llegar hasta el lugar se debe ingresar al pueblo purmamarqueño y tomar la ruta 52 para atravesar la Cuesta de Lipán, la tortuga gigante y luego arribar al salar.

Durante el fin de semana pasado, la oficina de turismo de la localidad de Purmamarca informó que fueron muchas las consultas de los visitantes jujeños para poder visitar las Salinas Grandes, dado que el pueblo purmamarqueño habilitó el turismo interno desde hace tres fines de semana.

Aunque las comunidades de San Miguel de Colorados, Pozo Colorado y Santuario de Tres Pozos, que conforman los paradores turísticos del territorio comunitario de Salinas Grandes, habían decidido que por el momento no se daba apertura a los servicios turísticos que usualmente brindan para resguardar la salud de sus habitantes.

A raíz de que la curva de contagios disminuyó en estos días y luego de que los prestadores turísticos recibieran una capacitación la semana pasada en cuanto a medidas, cuidado personal y protocolos de bioseguridad, se reunieron en asamblea en la jornada del último lunes para decidir en común acuerdo la apertura a partir del jueves 5 de noviembre.

“Cuando se lanzó el turismo no abrimos aún porque nos empezamos a capacitar para tener más seguridad al atender al turismo en Salinas, fue gente de Turismo a brindarnos una charla por grupos separados para también armar los protocolos en el salar para cuidar a nuestros habitantes y a la gente que va a venir”, expresó Eloy Quispe, comunero de la comunidad aborigen de San Miguel de Colorados.

Artesanías, gastronomía y circuitos

Así también comentó que los prestadores turísticos de la zona brindarán sus servicios de forma gradual, es decir, se turnarán en los días para poder recibir al turista para cumplir con los protocolos.

“Vamos a ser grupos reducidos tanto en las artesanías, como en la gastronomía y la cantidad de guías que van a realizar los circuitos a los ojos del salar, veremos cómo se va desarrollando la actividad y la cantidad de turistas que arriben”.

Los visitantes que lleguen podrán disfrutar del mar de sal y llegar hasta los ojos del salar a través del guiado de habitantes locales en un circuito que dura alrededor de 45 minutos a 1 hora, también podrán adquirir artesanías hechas de panes de sal, artesanías realizadas con piedra laja, tejidos de lana de llama, adornos, entre otros recuerditos. También podrán degustar exquisitas empanadas, las tradicionales tortillas y disponer de un kiosco para adquirir agua, gaseosas, agua caliente para mate, describió Quispe.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...