Comedor "Manitos Unidas" pide colaboración

Por Lucas Delgado

El comedor "Manitos Unidas" del barrio Tupac Amaru que se mantiene a fuerza de voluntad y subsiste gracias a la donación de distintos vecinos, profesionales que aportan de manera desinteresada y fundaciones locales, atraviesa una difícil situación a raíz de la pandemia del coronavirus. Tal es así que sus integrantes aseguran no poder alimentar a sus comensales toda la semana debido a la falta de mercadería y a la gran cantidad de demanda por parte de personas carenciadas que se acercan al comedor.

En la oportunidad habló al respecto una de las personas a cargo del comedor, Silvia Herrera, y explicó que han sufrido mucho por la pandemia. "La carne es lo que más nos cuesta conseguir por su elevado precio y por el hecho de que no contamos con la ayuda del Gobierno para que nos asista todos los meses. La gente que nos dona son voluntarios de algunas fundaciones, vecinos y estudiantes de facultades que se juntan y hacen algún evento para colaborar con nosotros", dijo.

"Manitos Unidas" alimenta entre 85 y 130 personas dependiendo el día y la necesidad de cada familia y busca a través de sus integrantes trabajar de una u otra manera para seguir sustentando el comedor, el cual está actualmente integrado por cuatro mamás quienes, de manera desinteresada, se preocupan a diario para tener un plato de comida para ofrecer. Sin embargo, debido a la demanda, no llegan a completar todos los días de la semana.

"Damos de comer no solo a niños, sino también a madres, abuelos, a gente que a veces se acerca y a padres de familia que no tienen trabajo o no pueden conseguir uno. Los ayudamos y ellos también vienen a ayudarnos bajando la olla o prendiendo el fuego. Hacemos pan y tortillas para salir a vender y con eso nos damos sustento", mencionó Herrera.

"El comedor atiende de lunes a jueves porque no llegamos al viernes ya que se termina la mercadería antes de que finalice la semana. Tratamos de que la gente nos done carne y por lo general solo lo hacen con verdura, entonces nos ponemos en campaña de conseguir las cosas para retomar la actividad a principio de semana", resaltó la voluntaria.

APOYO ESCOLAR / AHORA ESTÁ SUSPENDIDO POR LAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN DEL COVID-19.

En este sentido, pidió a los padres que cuando tengan para darles de comer a sus hijos no los envíen, así les dan la oportunidad a otros.

Buscan recursos

Tiempo atrás, antes del inicio de la pandemia, realizaban trabajos extras para conseguir mercadería y poder seguir abasteciendo el comedor. "Con las madres antes íbamos a la feria a ayudar y en vez de que nos paguen con dinero nos pagaban con verduras. Era bastante y nos alcanzaba para todos los días, pero ahora con esto de que no se puede salir se hace muy difícil abastecernos para cubrir la demanda", explicó.

"No tenemos ningún sustento económico, es todo voluntario lo que hacemos. Queremos que la gente tome conciencia y nos ayude".

Cabe mencionar que actualmente el comedor no recibe gente en el lugar, sino que entrega la comida a cada persona que se acerca respetando los protocolos de bioseguridad y cumpliendo con las normativas impuestas por el Comité Operativo de Emergencia.

"Solo entramos dos mamás en el comedor y dos trabajan afuera por el tema del protocolo. Usamos todas las medidas de prevención incluso con la gente que retira la comida. Controlamos que las personas vengan con barbijo y que respeten el distanciamiento social", agregó.

El comedor atiende de 9 a 15 en barrio Tupac Amaru.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...