El pasado lunes el Gobierno nacional definió cómo será la nueva fórmula de movilidad jubilatoria. La misma empezaría a regir en marzo del 2021 y prevé un ajuste semestral que -sin contemplar la inflación- se determinará a través de la evolución de los salarios y la recaudación impositiva. En tal sentido, el Centro de Jubilados, Retirados y Pensionados de la provincia expresó su total disconformidad ante el anuncio y señaló que en primera medida se debería hacer una recomposición del sueldo fijo para levantar el tope de la mínima. "Hay gente que trabajó toda su vida, hizo aportes y cobra la mínima que alcanza los $20.000", sostuvo Delicia Jerez, titular de la entidad.

De ese modo, la dirigente destacó que durante el Gobierno de Mauricio Macri, los jubilados "recibían cuatro aumentos anuales de acuerdo a la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) y la inflación". Mientras que con la disposición del presidente Alberto Fernández -dijo- se ven muy perjudicados, ya que prevé que haya "sólo dos aumentos al año". "Y se va a tomar por los índices de evolución de los salarios y la recaudación que entra a la Anses", indicó.

En tanto resaltó que esa recaudación "no la vamos a conocer, tampoco vamos a tener información, ni si es lo justo o no", mencionó Jerez, al momento que agregó que "no está funcionando el órgano consultivo y ejecutivo en Buenos Aires, que es la voz cantante y participación del jubilado".

También señaló que los jubilados atraviesan una situación agobiante. "Cuando uno llega a viejo, llegan también los problemas de la salud, porque lógicamente llega ese momento que la familia tiene que contratar personas especiales, enfermeros y demás para el cuidado porque es imposible. El Pami que era una buena obra social se ha reducido mucho y lo peor es que no tenemos contactos, no hay entrevistas, ni con la Anses", apuntó.

Por otro lado, señaló que el Gobierno analiza la entrega de un bono extra para jubilados que cobran la mínima, que se pagaría en diciembre. De esta manera indicó que quienes perciban la jubilación o la pensión deberán presentar fotocopia de DNI y recibo de sueldo. Los beneficiarios tendrán que dirigirse al Centro de Jubilados, ubicado en avenida 19 de Abril Nº 981, de 8.30 a 13.

Aumento dos veces al año

Cabe mencionar que la fórmula propuesta por el Gobierno no establece compensación alguna por la pérdida de haberes jubilatorios durante 2018 y 2019, y durante 2020, que afectó a jubilaciones medias y más altas. La iniciativa prevé que los futuros aumentos se otorgarán cada 6 meses, sobre la base de índices que tomarán en cuenta la recaudación y los salarios registrados de entre 3 y 9 meses antes.

El proyecto no garantiza que los aumentos de haberes sean superiores a la inflación. El proyecto de ley fija que los incrementos se aplicarán dos veces por año, en marzo y septiembre, como rigió entre 2009-2017. El aumento de marzo se basará en las variaciones de los salarios formales (Ripte) y la recaudación tributaria de la Seguridad Social por beneficiarios que se produjeron entre julio y diciembre del año anterior. El de septiembre, por lo que pasó con esas dos variables entre enero y junio, con un agregado: se comparará el índice salario- recaudación con la recaudación total de la Anses por beneficio de los últimos 12 meses, incrementada en un 3% y de ambos se elegirá el menor.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...