Todos los Santos y los Fieles Difuntos

El lector seguidor de nuestra columna habrá notado en los últimos días en el mercadeo de todos los días el aroma de pan casero pero con formas de ofrendas.

Las tradiciones del norte Argentino cobran forma en agosto, con la fiesta de la Pachamama y se extienden hasta el Carnaval. La tradición de Todos Santos es una celebración de antaño. Mucho antes de la llegada de los españoles a territorios americanos el culto a los muertos tenía un gran significado en las culturas andinas. Esto estaba unido al culto a los ancestros.

Como sabemos por las crónicas que los conquistadores escribieron al llegar a nuestro suelo, que los incas sacaban a pasear a las momias como hacen los cristianos con las estatuas de los santos, que de a poco fue sustituyendo tal costumbre.

No debemos horrorizarnos por las costumbres de otros pueblos, son simplemente diferentes. Así como sacar una momia a algunos les consume de miedo a otros les consume la rabia al ver las corridas de toros en España y en algunas ciudades de América Latina.

Toda historia tiene sus adeptos y retractores. Pero a nuestra columna más que nada le interesa al lector amante de la música.

¿Qué podemos decir con respecto a Todos Santos y la música clásica?

Pues hay algunas canciones sobre esta temática, un poco oscura y tenida de tristeza en Europa- Es que noviembre es el mes más triste y la oscuridad empieza a ganarle a la luz. Oscurece más pronto y amanece más tarde, llueve más a menudo y los árboles pierden sus hojas. La niebla cubre la tierra y a veces no podemos ver que a escasos metros.

Es por eso que la atmósfera de noviembre se adapta a celebraciones más de Halloween, que de Todos Santos. Todos Santos es una celebración cristiana y la mayoría de los europeos han tomado distancia de la religión hace mucho tiempo.

Pero sigamos buceando en la músicaÓ. Busquemos en los baúles de la historia y las composiciones de los grandes compositores con el tema de las almas.

Pues encontramos dos canciones alemanas de cámara, conocidas como Lieder (canción en alemán) pero que es un género donde la voz es un instrumento junto al piano que lo acompaña. Pero el piano no es sólo un acompañamiento sino que tiene partes muy importantes, dialogando con el cantante todo el tiempo y no sólo tocando armonías.

Generalmente son canciones que forman parte de un ciclo, con un tema como el amor, la decepción o solamente el interés del autor.

Los Lieder como tales comenzaron a escribirse en Alemania y Austria, donde el piano ganaba campo como instrumento de acompañamiento para conciertos íntimos.

Los poemas son de grandes escritores, clásicos como Goethe, Heine, Schiller, Eichendorff. Pero, ¿qué canción toma a los muertos o a las almas‘?

Comenzaremos como Schubert, el "padre del Lied". Este compositor austríaco fue muy prolífico y escribió innumerables Lieder.

Una de sus más hermosas obras es "Litanei" D. 343 también conocida como Fest Allerseelen. Hay versiones para voz y para violoncello. La melodía es muy triste.

La poesía habla de la paz para las almas, que están en un mundo tranquilo, lejos del sufrimiento y del mundo y sus tristezas.

Otro Lied muy bonito y lleno de sentimiento es "Allerseelen" Op. 10 Nr 8, del compositor alemán Richard Strauss, no confundir con Johann Strauss, que era austríaco y es famoso por sus valses vieneses, presentes en toda fiesta de las quinceañeras y los casamientos. Pero no, no es un vals este Lied sino una canción de amor, de recuerdo y añoranza por la persona amada que ya no está pero que en el día de todos santos vuelve. Estas canciones son sólo ejemplos.

Celebremos el amor a los que ya no están, en el altar y en nuestras tradiciones, nuestra música y nuestra forma de celebrar.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...