VIDEO. "Esta es una película sobre la vida"

"El cuaderno de Tomy", la nueva película original de Netflix inspirada en la historia real de María Vázquez y el libro que le escribió a su hijo ("El cuaderno de Nippur"), desde hoy se puede ver en la popular plataforma. El Tribuno de Jujuy habló con Carlos Sorín, el director del filme quien se refirió a la cinta protagonizada por Valeria Bertuccelli y Esteban Lamothe.

 

Sorín que comenzó su carrera con "La película del Rey" (1986) y dirigió en 1989 a Danny Day Lewis en "Eterna sonrisa de New Jersey".

La emocionante película se centra en los últimos días de vida de Marie, quien enferma de cáncer encara su destino con entereza, transitando por esta triste etapa con serenidad y humor mordaz y escribiendo un cuaderno para dejarle un legado a su único hijo de 4 años. Ella además expone su historia en redes sociales por medio de ácidos mensajes que dejan ver su fuerte personalidad admirada por decenas de seguidores online. En esta dramática travesía Marie cuenta con el apoyo de su marido y de un grupo de amigos que la acompañan en el doloroso trayecto. Con un gran elenco de importantes figuras nacionales que brindan un sólido trabajo actoral, la película moviliza por la manera en que la protagonista encara el final, su temple y sarcasmo no pueden causar más que respeto, porque esta mujer supo asumir estoicamente que la muerte es parte de la vida. A preparar los pañuelos.

¿Cómo fue convocado para este proyecto?

Me lo propuso Pampa Films, con ellos había coproducido mi película anterior "Joel" me dieron algunos elementos sobre el proyecto y algunos días para que lo piense y finalmente acepté.

¿Cómo fue el trabajo de creación del guión?

Trabajamos un año y medio con entrevistas con Sebastián, el viudo de María, con sus amigas, con el médico que la atendió, de tal manera de entender con los testigos directos y cercanos cómo era ella y qué cosas de esas situaciones nos podían servir para ir construyendo el guión. Nosotros optamos por contar la historia de María en sus días finales porque también habíamos barajado la posibilidad de contarla desde antes y mostrar el proceso desde que le descubren el cáncer (todo transcurrió en 7 meses) pero nos parecía que era mucho más fuerte e intenso mostrar sus últimos 15 días, su internación final y sumar también todo lo que escribió María, sus tweets y su blog. Todos los textos que aparecen en la película le pertenecen a ella, no los escribí yo.

¿Cómo trabajó el tono del filme?

El tono de la película es el tono de ella, María era así, con ese humor socarrón, irónico pero el mismo tiempo tierno. Yo sabía que si respetábamos en el guión, el espíritu de ella, todo iba a estar bien porque uno de los riesgos de la película, por la intensidad de la temática, era caer en una especie de bajón, de terminar de verla y acabar con la cabeza caída. Pero ésta es una película sobre la vida. Lo que tiene de genial María es que era muy vital hasta el último momento, todo lo que hace, lo que dice es arrollador. Entonces yo traté de ser fiel a eso que para mí era la clave para que la película funcione, no fue algo que inventé yo.

EL DIRECTOR CARLOS SORÍN.

¿Cómo fue el contacto con los protagonistas reales?

Tuvimos largas jornadas de entrevistas, muchas grabadas, porque yo tenía que construir sobre eso y no porque está fuera una docuficción sino porque muchas veces la realidad te ofrece alternativas que desde una computadora no se te ocurrirían nunca. La realidad era sorprendente, quería conocer por un lado cómo fue ella, cosas que me sirvieran en la construcción dramática de la película. Y por otro lado tuve muchas reuniones con su médico y con otros médicos porque tampoco quería inventar nada en lo que tiene que ver con los datos científicos. Todo tiene bases reales, quería conocer la realidad médica de un paciente en esas condiciones. Ahí preferí ser realista porque no tiene ningún sentido inventar nada. Y así se fue construyendo todo cómo se construye siempre un guión, con una versión tras otra, con pasos para adelante y para atrás. Así es una película.

¿Cómo vincula esta película con otras obras suyas?

No lo sé, no soy el más indicado para hablar sobre eso porque no tengo conciencia de ello. Pero me parece que lo único que noto en común, tiene que ver con las relaciones entre padres e hijos, que tomé en otros de mis filmes. Para mí las relaciones familiares son muy movilizadoras y puede ser una temática que se comparte con otras de mis películas. Pero esta película es muy distinta, en muchos sentidos.

¿Cómo eligieron a los actores y cómo fue el trabajo posterior?

Todo el elenco lo elegimos en consenso con los productores y con Netflix y la verdad que estoy muy contento con la selección porque ésta es una película de actuación, que si funciona es porque los actores funcionan. Y yo estoy feliz porque los trabajos que hicieron los protagonistas y los no protagonistas es bárbaro, estoy tremendamente contento, creo que hay un nivel de entrega de los actores que moviliza, será por la temática, esta no es una comedia, sí que te puede divertir, pero no es un filme que ves y al rato estás en otra cosa, porque la temática cala hondo y me parece que eso ayudó con el compromiso del elenco. Además del talento que todos tienen que hizo tan especial a esta película.

¿Vieron la película los protagonistas reales?

No lo sé, pero supongo que lo van a ver y creo que será difícil para ellos porque se están tocando aspectos muy delicados y sensibles de su vida. Si estuviera en su posición estaría muy nervioso. Pero la película de cualquier manera es fiel en lo que hizo María estoy seguro que es fiel a su espíritu que es lo que a mí me importaba porque era lo que hace excepcional el personaje de María.

¿Cómo fue trabajar para Netflix?

Es una película de mayor dimensión a las que yo venía realizando, a pesar que es una película acotada en cuanto a la puesta en escena porque no hay tantos escenarios. Pero es una película que contó con un equipo grande y es un placer trabajar así, especialmente cuando la gente tiene tanto talento. Yo estoy muy contento de haberla hecho porque hace mucho que no hacía una película con un staff numeroso.

Netflix tiene presencia en decenas de países ¿Qué siente con el hecho que la película se verá en tantos lugares?

Ese es el fenómeno de las plataformas y de Netflix especialmente. Antes nosotros decíamos "bueno esta película la vamos a estrenar en dos salas en Córdoba, en Bahía Blanca, en capital etc, en 20 cines", esto es lo mismo pero en el mundo y es una cosa inconcebible. Yo vengo de otra generación y me resulta algo extraordinario.

¿Está trabajando en otro proyecto? ¿Cómo transitó esta época de pandemia? --- Si, estoy trabajando en otras cosas y fundamentalmente tratando de encontrar un diseño de producción adecuado para lo que se viene. Será más difícil filmar o al menos no vamos a poder filmar en las mismas condiciones que lo hacíamos, por ejemplo ahora esta película ya no la podría filmar como lo hicimos en noviembre y diciembre del año pasado. Después de marzo todo cambió.

¿Qué opina del auge del audiovisual en esta época de pandemia?

Me parece que el aislamiento aceleró un cambio que se venía gestando, un cambio que yo pensaba que iba a tardar años y tiene que ver con las modificaciones en las formas habituales de ver cine y de hacer negocios con el cine. De las salas pasamos a lo nuevo que son las plataformas. Y las plataformas en esta pandemia han sacado una enorme ventaja, yo creía que iba a tardar mucho más, pero esto aceleró los cambios que ya estaban latentes en la sociedad. Aunque no creo que esto signifique la desaparición de las salas pero me parece que el negocio no va a pasar por ahí.

¿Qué recuerdos tiene de Jujuy?

Fui una vez jurado del Festival de Cine de la Alturas y he viajado mucho, filmando y paseando por Salta y Jujuy. De Jujuy recuerdo especialmente la Quebrada.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...