El Hormiguero

El Hormiguero

Mientras Pierro sonreía porque recordaba el caso y Aurelia mojaba un escón en su café, en la pantalla de la televisión el joven Solón de la serie levantaba un trocito de papel colorado y sentenciaba que los abuelos del campesino habían guardado allí el fruto de las ventas de la cosecha.

¿Cómo lo sabe?, quiso saber el campesino que había denunciado el robo del tapado. Cuando llevaban ganado a Potosí, traían los doblones que cobraban, le respondió el asesor del comisario Pierro, pero esto es el trozo de un billete. Y le aseguro que si lo encuentra entero va a tener el mismo valor que este pedacito, salvo que usted coleccione dinero antiguo.

Apuesto a que en un hormiguero cercano, los huevitos los pusieron sobre trocitos de billetes que se fueron llevando las hormigas, que fueron quienes se robaron el tapado que enterraron sus padres o sus abuelos, quienes hayan sido. Yo no sé si el banco era menos confiable, terminó por decir Solón, pero enterrar billetes no fue la mejor alternativa.

El campesino se habrá quedado pensando en los planes que imaginaron sus padres para gastar toda esa plata, mientras Pierro y Solón subían a su auto para regresar al pueblo. Ante la mesa, cuando en la pantalla del televisor pasaban los créditos de la serie, los demás guardamos silencio. Era indudable que a este capítulo le había faltado la parte de acción.

Pierro recordó que esa fue la discusión que entonces tuvieron con el guionista. No era un argumento para esos años, dije. Ahora entiendo por qué la serie no tuvo el éxito que esperaban.

x

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...