Es posible frenar las violencias contra mujeres

Por ROBERTO VALENT

En los últimos 5 años, hubo al menos 30 femicidios en Jujuy. En 2019, a nivel nacional se registraron 252 femicidios y transfemicidios: un 90% de las víctimas tenía vínculo previo con el agresor, quien en un 66% de los casos era su pareja o ex pareja. Durante 2020, en el contexto de pandemia que nos obligó a aislarnos en forma preventiva, los riesgos de violencia por motivos de género aumentaron, principalmente, la violencia doméstica. Durante el aislamiento, el promedio diario de llamadas a la Línea 144 creció un 68% respecto del mismo período en 2019. En Jujuy se produjeron 9 femicidios en 2020 lo que ubica a la provincia entre las que tienen una mayor tasa de femicidios (Mumalá).

Dar respuesta a las violencias por razones de género implica fortalecer servicios sanitarios, sociales y refugios, así como los servicios de justicia, seguridad y policía en todo el territorio nacional. Una respuesta efectiva y oportuna a estas violencias requiere de políticas integrales e integradas, así como de un trabajo coordinado con y entre los operadores locales de los distintos servicios. La adopción de una perspectiva intersectorial es fundamental.

Desde el año pasado, la Unión Europea y Naciones Unidas estamos implementando la Iniciativa Spotlight, una alianza global para la eliminación de la violencia contra mujeres y niñas. En Jujuy, junto con el Estado nacional, el Estado provincial, organizaciones sociales, sindicales y empresariales y el sector académico se sensibilizó a las altas autoridades provinciales y se formó a más de 340 funcionarios/as y operadoras/es de servicios de atención, además se está llevando adelante en asociación con el gobierno provincial un Diplomado en servicios destinados a la prevención y erradicación de la violencia. Asimismo, se está trabajando en el fortalecimiento del Sistema de Protección Integral de las mujeres y protocolos para el trabajo coordinado.

Promover políticas públicas y acciones sostenibles orientadas a la prevención es también muy relevante. En ese marco, se formaron 1.650 docentes para prevención de la violencia y más de 3.100 niños, niñas y adolescentes participaron de talleres y encuentros, por ejemplo, para desarrollar proyectos vinculados con la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI). Además, en el marco de Spotlight Argentina se lanzaron campañas de comunicación que nos permitieron seguir contribuyendo a visibilizar el problema de las violencias por motivos de género y una reflexión orientada a transformar cambios en los comportamientos y actitudes, contribuyendo a derribar estereotipos de género.

Todavía hay mucho trabajo por hacer. Necesitamos buscar otros caminos, proponer otras políticas y herramientas. Creemos entonces que es momento de sumar a los varones como agentes de cambio. No basta con pedirles que dejen de lado las prácticas machistas. Es necesario empezar a entender qué herramientas se necesitan para empezar a construir otras maneras de habitar la masculinidad, que no estén ligadas a formas de poder que degeneren en violencia y humillación.

El compromiso debe ser de todas y todos, y la sociedad civil tiene un papel clave. En Jujuy, durante 2020 trabajamos con distintas organizaciones como Siglo XXI, "Juanita Moro", "Damas de Hierro" y "La Lupa Violeta". Actores como el empresariado, los sindicatos, los medios de comunicación y organismos de cooperación internacional también debemos comprometernos.

En el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra Mujeres y Niñas y todos los días del año, seamos parte de la solución. Podemos frenarla. El momento es ahora.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...