Purmamarca fiel a su identidad y tradición

Este año, muchas familias de Purmamarca vivieron de una manera diferente las costumbres que forman parte de su cultura e identidad, ya que las tradiciones por el Día de los Fieles Difuntos estuvieron enmarcadas dentro de las medidas y protocolos a cumplir por la pandemia del Covid-19, pero no por ello dejaron de esperar a las almitas con las ofrendas, bajo una profunda fe, y visitar a los fieles difuntos en el cementerio local.

Con visitas numerosas de amigos o vecinos, pese a las disposiciones del Comité Operativo de Emergencia Municipal (Coem) de no superar la cantidad de 10 personas, las familias creyentes del pueblo no dejaron de elaborar las ofrendas y preparar la mesa con comidas dulces y saladas, bebidas, golosinas y todo aquello que le gustaba a los seres queridos que ya partieron físicamente.

Las oraciones alrededor de las mesas, que habitualmente se realizaban durante toda la noche sobre todo en las "almitas nuevas", debieron hacerse solo hasta las 0 y sin poder realizar los tradicionales juegos del botón o el cinto, entre otras costumbres heredadas de los ancestros para recordar y homenajear a los fieles difuntos.

Durante el fin de semana el cementerio tuvo una gran cantidad de visitas, pero especialmente ayer muchas familias llegaron a visitar a sus seres queridos. En la entrada del mismo se colocaron carteles con los horarios de 8 a 18, la prohibición de consumir alimentos y bebidas y las recomendaciones como uso de barbijo, alcohol en gel y distanciamiento. Además hubo misa en el atrio de la capilla Santa Rosa de Lima, en una tarde soleada y agradable. Comenzó pasadas las 17 y estuvo presidida por el padre Leoncio Mamaní. Fue una jornada distinta a años anteriores, ya que en algunas oportunidades las misas se realizaban por la mañana en el cementerio.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...