Se disparó la toma de créditos personales

El acceso al crédito ha mostrado este año oscilaciones muy marcadas, con meses de una fuerte alza (tal como ocurrió a comienzos de año), y en contraposición épocas del año con una profunda caída, especialmente desde el inicio de la pandemia donde, pese a la reducción de las tasas de interés, aun así, se registró una baja del 50% en la toma de préstamos personales.

En octubre, el saldo fue positivo para las entidades bancarias, ya que creció notablemente la demanda, alcanzando a entregarse en un solo mes una cifra cercana a la solicitada en los tres meses anteriores. Dicho crecimiento, pudo advertirse ya que solo en el mes de octubre, en general, en distintas sucursales bancarias de la provincia, en promedio se desembolsaron cerca de $350 millones, cuando entre los meses de julio, agosto y septiembre pasado en todo ese trimestre se entregó una cifra cercana. Y es que como ya se venía observando, en el tercer trimestre del año, la toma de préstamos continuaba muy por debajo de los primeros meses del 2020, donde el acceso al crédito había sido un 50% mayor.

Vale mencionar que antes de la pandemia, entre enero y marzo los préstamos personales habían tenido un alza importante; en ese momento se había aplicado una reducción considerable en las tasas de referencia, lo que rápidamente elevó el interés por solicitarlos, sumado a que en muchos casos había demanda por ser época de vacaciones de verano. Pero esta situación no duró mucho, ya que, con el desembarco de la pandemia y la implementación de la cuarentena, rápidamente llevó a que los créditos se desplomaran.

La crisis económica, sumado a los malos pronósticos que se esperaban pospandemia, como así también la amenaza que del empleo desalentaron las solicitudes de dinero; además el aislamiento social dificultaba el acceso a las entidades bancarias, lo que también puso trabas ya que, incluso cuando se había flexibilizado la cuarentena, era necesario gestionar previamente un turno para ser atendidos. Esta situación se prolongó por varios meses y recién en el trimestre pasado comenzó a reflotar. Pero el salto más profundo se registró en octubre, donde hubo un fuerte incremento en la demanda. Las consultas se elevaron como así también la concreción de trámites.

Para cancelacion de deudas

Si bien no hay un solo factor determinante, el contexto favoreció el acceso al crédito. Por un lado, la apertura de numerosas actividades alentó la solicitud de préstamos. En algunos casos, las gestiones se realizaron por un lado para cancelar deudas preexistentes, muchas de las cuales se generaron en pandemia, como así también para ayuda familiar, o remontar emprendimientos que se vieron afectados por la crisis económica. Cabe mencionar que actualmente la tasa de interés es la misma que se mantenía en los últimos meses, y varía según el plazo de devolución. Un crédito a 12 meses se financia con una tasa del 45%, mientras que a 5 años (plazo máximo) ronda el 53%.

La tasa de interés de plazos fijos en pesos alcanzó el 34%

Buscando incentivar el ahorro en pesos, el Banco Central elevó a 34% el piso de la tasa de interés para los plazos fijos de hasta $1 millón, es decir, un punto por encima del que regía hasta septiembre. Si bien el aumento en la tasa de interés es menor, se espera que pueda alentar aún más la permanencia de los ahorros, evitando el cierre de cuentas. El comportamiento de las tasas de interés para los plazos fijos también marcó variaciones a lo largo del año. A mediados de abril el Banco Central ya había fijado como tasa mínima para todos los plazos fijos de hasta $1 millón, un interés de 26,6%.

En tanto que, de a poco, se buscó elevarla. Es así que a fines de mayo el mismo organismo volvió a incrementar ese porcentaje quedando la Tasa Nominal Anual (TNA) en 30,02% y la Tasa Efectiva Anual (TEA) en 35%. Esta permaneció vigente hasta el 31 de julio, ya que desde entonces el porcentaje se elevó tres puntos fijándose un piso de 33,06%, lo que equivalía a una tasa mensual de 2,75% y una TEA de 38,47%. En octubre hubo una nueva actualización, que fijó una tasa mínima de interés del 34%.

Presentan la plataforma digital viüMi

Banco Macro presenta viüMi, una plataforma digital que ofrece distintas modalidades de cobro y brinda un servicio de alto valor agregado a comercios, profesionales o empresas que necesiten vender a través de una solución rápida y flexible. Esta plataforma posee 3 modalidades de cobro que se adaptan a diferentes tipos de locales o emprendimiento: Lector de tarjetas, enfocado fundamentalmente para los comercios que realizan ventas presenciales con tarjetas y ofrecen pagos en cuotas; Link de pagos, ideal para ventas uno a uno o a distancia.

Con la posibilidad de empezar a vender de forma instantánea ya que no es necesario tener contacto con el cliente de manera presencial; y Catálogo online, que permite al comerciante tener su propia web, mostrando su “vidriera online” con fotos y descripción de los productos y un carrito de compras para que sus clientes carguen lo que desean sin costo adicional. Entre los principales beneficios, viüMi reduce el riesgo de manejo y traslado de dinero, incrementa las ventas por recibir pagos con tarjeta de débito y crédito, acepta tarjeta Alimentar en comercios con rubro habilitado y genera una base de clientes y datos de contacto para poder potenciar ventas futuras.

Esta propuesta se adapta a cualquier tipo de negocio; usuarios ocasionales con ventas de hasta $30.000 mensuales, vendedores habituales, profesionales y personas jurídicas, definidas como empresas o grandes comercios. Para utilizar viüMi, el usuario debe descargarse la app en el celular o tablet, y registrarse de manera sencilla y segura. También es posible concurriendo a una sucursal de Banco Macro, solicitando un turno por el sitio web. Por mayor información, los interesados pueden ingresar a la web www.viumi.com.ar.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...