Una experiencia nueva al bailar

¿Cómo fue decidir hacer por primera vez, el festival por streaming?

Una experiencia nueva para nosotros, para los chicos, para todos porque estábamos acostumbrados a otra cosa. La situación por la que estamos atravesando nos obligó a esto. Primero a las clases virtuales, donde los chicos nos respondieron muy bien, y los papás los acompañaron en todo momento. Eso para nosotros es muy importante sino hubiera sido muy complicado. Por eso el festival es esta vez en forma virtual. Las entradas se sacan en www.passline.com/eventos/52-festival-de-fin-de-curso-el-nino-y-el-folklore.

¿Cómo fue y cuánto tiempo les llevó a los profesores y alumnos adaptarse a las clases virtuales, que fue la forma en que transcurrió el año hasta septiembre?

La verdad que esto ha sido un trabajo en equipo. Los que se cargaron la escuela al hombro, fueron los profesores Martín y Rodolfo (hijo) Revollo, que se encargaron de abrir el Classroom, mandar videos, armar grupos de Wathsapp, todo lo que tiene que ver con esta modalidad. Si bien, yo estaba a cargo de las clases, todo lo demás lo hacían ellos, incluso el contactarse con los padres para enseñarles a ellos también cómo hacer para poder entrar a las clases.

Tuvimos trabajo con leyendas y otras posibilidades, para que los chicos mantuvieran las ganas. Todo de golpe, ellos debían hacer en forma virtual, hasta el deporte, entonces había que hacerlo atractivo. Pero la respuesta fue muy buena de todas las partes.

Cuando tuvimos la posibilidad de volver a las clases presenciales, los chicos tenían un ritmo -cabe mencionar que el Coe los habilitó a dar clases presenciales en el predio del parque San Martín, cedido por la Dirección de Deporte de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, y esto se hizo desde septiembre-.

¿Alguna vez te imaginaste dictar una clase de danzas a distancia?

No, la verdad que no. Nunca se me hubiera cruzado por la cabeza. Nos tomó de sorpresa a todos. Y sobre todo hacerlo sobre la marcha. Al principio todos pensábamos que eran dos semanas de aislamiento, y cuando vimos que esto se alargaba, empezamos a buscar una plataforma para empezar a trabajar y una serie de cosas y aprendizajes que fueron para todos por igual.

Cuando los volvimos a ver a nuestros chicos, nos dimos cuenta lo mal que les hizo este encierro, porque ellos fueron los que cumplieron a rajatabla. No tenían escuela ni otras actividades, después los padres empezaron a trabajar, pero los chicos siguieron en sus casas. El desahogo que fue para ellos volver a encontrarse con los chicos y volver a hacer lo que les gusta que es bailar, fue muy bueno. Para ellos también fue un aprendizaje, es algo que nos tocó vivir y ahora con el festival, nos damos cuenta que es así. No tenés idea las ganas y las fuerzas que le metieron en el poco tiempo que nos quedaba para armar todo. En definitiva, es lindo porque se ve el esfuerzo de los chicos, y lo van a ver reflejado en el festival.

¿Cómo se hizo la producción?

La idea fue de Martín Revollo. También trabajaron Lucas y Daniela (mis otros hijos). Gabriela (hija) y su marido Juan también forman parte en este espectáculo, y mi esposa Gabriela (Saavedra) que está siempre.

Le agradezco a Norma Lozano del Complejo Educativo "José Hernández" que nos prestó las maderas para el escenario, a la familia Aguiar, a los chicos del ballet que estuvieron cargando y descargando cosas en el centro cultural, más allá de bailar.

El primer cuadro será un homenaje a toda la gente de la Argentina, en agradecimiento a todos los trabajadores que pusimos el pecho y salimos adelante. Luego vamos a ir mostrando cómo fueron las clases virtuales durante el año, y el hilo conductor será Pilar Zurueta que irá contando la historia, en medio de los cuadros, como "la Leyenda de la Luna", "El velorio del angelito" o "El Carnaval de Humahuaca".

Colaboraron la Dirección de Cultura municipal, a Pablo y Leticia Almirón, Catriel fotos, Jorge Almaraz, y La Pata Audiovisual, Rocío Manzur.

Los profesores que trabajaron todo el año y en este festival son Fabián Jurado, a cargo de la filial de La Quiaca, Diego Méndez de Humahuaca, Anita Gómez de Perico, y Laura Barceló de la central en capital, Lo bueno del streaming, es que nos van a poder ver amigos de todo el mundo. Lo malo es que nos falta el aplauso y el abrazo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...