"Hágase en mí según tu palabra"-

Lucas 1, 26-38

Querida Comunidad:

Ya está cercana la Navidad. Y en el último domingo de adviento la invitación desde la liturgia fue centrar nuestra atención en la persona de la Virgen María: una sencilla y humilde muchacha nazarena, conturbada y temblorosa ante la sorpresiva presencia del ángel, a la vez que imantada por su saludo: el Señor está contigo; no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.

Desposada con José, pero llamada a compartir con él un proyecto de vida que trascendía todas sus aspiraciones: al hijo que vas a concebir lo llamarás Jesús, será el descendiente de David anunciado por los profetas, el Hijo del Altísimo, cuyo reino no tendrá fin.

Un paso adelante

Identificada con la Palabra de Dios María captó perfectamente el mensaje del ángel y no dudó en dar un paso adelante: hágase en mí según tu palabra.

Por eso, contemplar a María en este contexto de la dulce espera es ocasión para dejarnos contagiar de su esperanza, como acto de fe.

Porque la esperanza -en la Virgen- nos da grandes lecciones.

Surge en los diferentes momentos de nuestras vidas sorprendiéndonos: la esperanza es la fuerza que nos permite intentarlo una y otra vez, superando hasta las propias resistencias, y aún ante la experiencia de la desolación al constatar el abandono del mundo entero.

Y a pesar de que nos encontremos en una profunda oscuridad, es la luz que se ilumina en nuestro interior para esperar lo que nadie espera.

Los acontecimientos esperanzadores son muchos, y siempre surgen a la palestra de nuestra actitud dubitativa.

La aparición de una vacuna contra el Covid-19, por ejemplo, es uno de tantos que nos lleva a visualizar un nuevo horizonte.

Rayo de luz

La humanidad entera empieza a ver ese rayo de luz después de todo este tiempo de oscuridad, de dolor y tristeza.

Miremos a María: ella en medio de un desconcertante estupor reverencial fue capaz de dar su respuesta esperanzadora al plan salvífico de Dios.

Dejémonos impregnar por sus sentimientos.

Con mi oración y bendición.

P. Miguel David +

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...