Secuelas respiratorias más frecuentes en el coronavirus

Las secuelas del Covid-19 son muchas y aún están en estudio. En Jujuy muchos de los casos que llegaron a internación y dependiendo de las patologías de base, manifiestan aún problemas respiratorios y también hay problemas cardíacos que se agudizaron con el virus. Algunos requieren tratar esos síntomas, otros rehabilitación, y a todos, incluidos asintomáticos, se les recomienda un chequeo que permita detectar alguna anomalía a tratar.

En su experiencia durante la pandemia, el médico Ariel Solis, del Servicio de Neumonología del Hospital Materno Infantil y Tisiología del Programa Provincial de TBC (tuberculosis), explicó que tratándose del Covid-19 que es una enfermedad viral y si bien puede comprometer a muchos órganos, detalló lo que encontró en materia respiratoria. "El impacto que estamos viendo desde la especialidad de neumonología, en la parte respiratoria, es notable, en especial en pacientes que han tenido síntomas de neumonía asociada a Covid", explicó.

Detalló en ese sentido: "esos pacientes sí están presentando síntomas respiratorios que requieren una evaluación médica y en muchas ocasiones un tratamiento por el impacto que ha presentado la enfermedad viral en su organismo".

Explicó que cuando abordan un paciente que presentó infección por Covid y que tuvo impacto respiratorio, no dejan de estudiar el aparato cardiológico, analizan el estado general y cómo se encontraba en cuanto a su estado previo. Dijo que en cada caso se hace una evaluación general del paciente y se determina el impacto respiratorio y cómo se encuentra el resto del organismo.

Los pulmones fueron los más afectados: "en pacientes que han presentado neumonía asociada a Covid, algunos pacientes manifiestan síntomas persistentes de falta de aire, disnea; otros molestias simples como tos recurrente y ocasionalmente los pacientes que han estado más comprometidos presentan dolor al respirar", explicó.

Por ello recomendó a quienes pasaron por el Covid, sean sintomáticos o no, que apelen a un chequeo general para una valoración clínica y neumonológica, más allá de tener síntomas leves.

"Nos sorprende mucho que hay pacientes asintomáticos, es decir que no presentaron síntomas en su momento pero sí estuvieron aislados por contacto estrecho, que con el tiempo empiezan a manifestar algún síntoma que no tenían. Dicen que se cansan más rápido o que tienen debilidad generalizada, entonces esos pacientes también requieren una evaluación", precisó. Mediante espirometría se evalúa la función pulmonar y se hace con los recaudos necesarios, filtros antivirales y bacterianos. Y en ocasiones se complementa con test de caminata o de la marcha para evaluar tolerancia del paciente, a cuántos metros llega, o cómo baja su oxigenación.

Dependiendo del caso y la secuela que tuvo, si hubo preexistencia u otra enfermedad asociada en función de toda esa anamnesis inicial se piden estudios complementarios, placa y cuando los síntomas son intensos, se debe profundizar en detalle con una tomografía pulmonar, que brinda más detalles. Según los resultados de la evaluación se define el tratamiento y estimó que en muchas ocasiones el paciente no requiere tratar con medicamento sino solo rehabilitación. "Muchos pacientes han mejorado con rehabilitación solamente, pero habiéndose evaluado correctamente y cuando han hecho un examen clínico general", explicó Solís. El especialista consideró que si los pacientes ya fueron evaluados y se determinó que puedan hacer actividad física se recomienda que la haga, pero estimó que no deben decidir por sí mismos hacer actividad física sin haberse evaluado clínica, cardiológica o neumonológicamente.

Aquellos con patologías crónicas, los más afectados

“Depende de la realidad de cada uno. No hay un paciente característico, no se puede generalizar, por eso la consulta es individual y cada paciente es particular”, insistió el médico Ariel Solis. En materia de afectación en vinculación al sexo del paciente, el médico dijo que las secuelas no dependen de ello sino de las condiciones preexistentes. “Los pacientes que tenían preexistencias cardíacas o respiratorias quizás han presentado un impacto mayor”, agregó.

Por ello recordó que los pacientes más afectados fueron los que estaban anémicos, tenían alguna preexistencia, o la alta transmisibilidad que tuvieron con una persona enferma. Sostuvo que en general las consultas llegan por falta de aire, porque les duele el pecho, o por otros síntomas al haber estado internado por Covid. Y quienes fueron asintomáticos y requieren chequeo para saber su estado, en muchos casos se detecta el impacto que tuvieron en la vía respiratoria. En torno a los niños, con su experiencia el médico explicó que no tuvo casos de chicos con secuelas, pero si en casos a quienes tras el Covid se evaluó y se encontró que se acentuó su patología respiratoria o alguna otra preexistente.

Y los niños que han estado internados por neumonías asociadas a Covid que sí tuvieron características importantes de la enfermedad. En materia de prevención, explicó que se sabe que en otras partes del mundo está habiendo rebrotes, “pienso que Jujuy no va a ser la excepción, primero porque la transmisibilidad de la infección depende mucho de la conducta social.

Y lo que estamos viendo en la conducta social es que lamentablemente no estamos siendo respetuosos de mantener las recomendaciones que se nos dan como conductas preventivas para evitar un rebrote”, afirmó En ese sentido, explicó que los pacientes que ya tuvieron Covid han quedado con secuelas o algún deterioro de su función respiratoria, por lo que deberían tener una conducta preventiva de cuidarse. Explicó que no sólo deben hacerse un chequeo general, sino ver cómo está su inmunidad, tener las vacunas correspondientes para su edad, sea antigripal o antineumocócica.

Complica a otros órganos y sistemas

Según la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (Semg) la secuela más característica de la Covid-19 es probablemente la fibrosis pulmonar, inflamación que se produce en el pulmón y deja una especie de cicatriz que produce unas consecuencias de modo permanente o semipermanente durante un largo período de tiempo. “En casos complejos les hace dependientes del oxígeno una gran parte de su vida”, resume el portavoz de la Semg. Se han documentado, asimismo, diferentes alteraciones cardíacas y renales en pacientes que han pasado la Covid-19. El daño en el corazón puede deberse a los efectos de los fármacos utilizados, pero también a la inflamación generalizada que produce esta enfermedad.

La afectación del riñón puede traducirse en insuficiencia renal o una eliminación elevada de proteínas en la orina. El virus también puede atacar al cerebro y producir, en determinados pacientes, una patología grave, la encefalitis aguda. Las secuelas sobre el sistema vascular son igualmente relevantes. Secundariamente se puede desarrollar una hipertensión pulmonar que dificultará la oxigenación y tolerancia al ejercicio En los pacientes que han estado en la UCI es frecuente la dificultad para respirar,cansancio, afectación de la fuerza muscular y motora.

También son habituales los trastornos cognitivos, como el deterioro de la memoria, y alteraciones emocionales, ansiedad etc. Los síntomas más frecuentes son la astenia o cansancio extremo; la incapacidad o imposibilidad para realizar las tareas cotidianas; fiebre; trastornos respiratorios y la pérdida de olfato y gusto. Síntomas neurológicos como dolor de cabeza, digestivos, cardiacos, respiratorios, oftalmológicos, osteomusculares, alteraciones endocrinas, de la coagulación, urinarios, psicológicos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...