El turismo, uno de los  sectores más golpeados

Por Lucas Delgado

El Tribuno de Jujuy 

El turismo fue uno de los sectores más afectados por la pandemia y pese a diversos programas que se impulsaron desde el Gobierno para repuntar la economía local, actualmente avanza a pequeños pasos.

Allá por fines de febrero, el carnaval 2020 fue lo último que se vivió en la provincia, congregando a miles de turistas del país y del exterior. Pero nada nos hacía pensar que esa festividad iba a ser la última que nos iba a ver aglomerados y compartiendo, sin importar protocolos de bioseguridad.

El mes de marzo representó un verdadero caos para el turismo, con todos los accesos cerrados por prevención y todas las rutas colapsadas de gente que iba y venía para asegurarse un lugar donde pasar la cuarentena teniendo que elegir el encierro a cambio de destinos recreativos.

Con muy pocos contagios y tras casi 100 días sin casos de coronavirus en la provincia, hacían pensar que el Covid-19 había pasado por la provincia de manera sutil. Es así que el 22 de mayo el Gobierno lanzó el programa "Jujuy para los jujeños" dando de esta manera los primeros pasos para la reactivación turística y siendo la primera provincia en volver a la actividad durante la pandem

Así, los jujeños colmaron los pueblos de la Quebrada como Purmamarca, Tilcara, Maimará y Humahuaca aprovechando aquel fin de semana largo para recorrer ferias artesanales, casas de comidas y paseos habilitados por el Comité Operativo de Emergencias.

Con esto comenzaba a retornar cierta normalidad y con ella cierto alivio al sector turístico que venía creciendo de manera sostenida desde hace cuatro años atrás.

La organización de este programa y su cumplimiento fueron estrictos y estuvieron siempre al detalle, ya que los turistas debían tener las reservas de los lugares en los cuales se iban a alojar y además respetar la circulación por terminación del DNI, cuestiones que se habían pactado con anticipación.

Sin embargo, la iniciativa no duró mucho ya que el mes de junio llegó con nuevos contagios, y la provincia se vio obligada a retroceder a fase uno y al aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Los comercios gastronómicos y diferentes emprendimientos turisticos en toda la provincia se vieron azotados por esta falta de actividad y por las medidas que desde el Gobierno hacían llegar para prevenir el avance del virus, a tal punto que su economía destruida obligó en algunos casos a cerrar sus puertas ya que la cuarentena parecía no tener fin.

En el mes de octubre pareció verse luz al final del túnel y la única vía para reactivar el turísmo era volver a lanzar el programa "Jujuy para los jujeños".

Es por esto que el 26 de ese mes, una vez dispuesto el distanciamiento social, preventivo y obligatorio, Jujuy se abría nuevamente al turismo. Pero esta vez, a diferencia del primer intento, el programa permitía realizar turismo a lo largo de toda la semana, alternando de lunes a sábados la salida según la terminación del DNI y cumpliendo con los protocolos establecidos por el COE.

Hoy la medida sigue vigente y permite la recepción de turistas de todo el país. Tanto la apertura de los destinos como así también el control de los protocolos dependen de los municipios y comisiones municipales.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...