¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
23 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Hojas de coca: un artículo de primera necesidad

Fueron secuestradas  18.750 kilos
Jueves, 31 de diciembre de 2020 13:30

El año 2020 y la llegada de la pandemia se constituyeron en un aliado especial para los vendedores de hojas de coca en estado natural, que semanalmente movían unos veinte a treinta kilos por puesto, especialmente en la mayor zona de concentración, "la exterminal de ómnibus" del barrio Castañeda.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El año 2020 y la llegada de la pandemia se constituyeron en un aliado especial para los vendedores de hojas de coca en estado natural, que semanalmente movían unos veinte a treinta kilos por puesto, especialmente en la mayor zona de concentración, "la exterminal de ómnibus" del barrio Castañeda.

Un producto que se podía adquirir en unos 1.500 a 2.000 pesos el kilo de la noche a la mañana comenzó el mismo producto una escalada que en un momento dado parecía que no se detendría jamás ya que se llegó a pagar aproximadamente unos veinticinco mil pesos el kilo.

Funcionarios gubernamentales intentaron vanamente adoptar medidas tendientes a evitar no solo el alza del precio sino especialmente el contrabando del producto que tiene una profunda raigambre entre las costumbres de los jujeños que adoptaron el "coqueo" como cotidiano.

Esta situación puso en alerta a las fuerzas de seguridad que operan en el territorio provincial y fue justamente la Agencia Provincial de Delitos Complejos quien en diferentes operativos logró desarticular varias bandas que se dedicaban al contrabando de la ansiada y deseada hoja.

En diferentes procedimientos, se logró el decomiso de dieciocho mil setecientos cincuenta kilos siendo al cierre de la presente, el realizado en el puesto caminero el de mayor cantidad en el año, que ascendía a la cantidad de ochocientos treinta y un kilos que eran transportados en un camión de gran porte interceptado en el puesto de control ubicado sobre ruta nacional Nº 34 a la altura de la localidad de Pampa Blanca.

Cabe destacar que se implementó una División de Frontera tendiente a respaldar el accionar de los efectivos de la Policía Federal y de Gendarmería Nacional que se vieron desbordados por la gran cantidad de pasantes que ingresaban al país por diferentes pasos ilegales en la frontera norte.

Los diferentes procedimientos se concretaron en la zona fronteriza a lo largo de la ruta nacional Nº 9 por donde se intentó el mayor ingreso de hojas de coca, utilizando diferentes metodologías, todas tendientes a evadir los diferentes puestos de control.

Con el tiempo se hicieron necesarios recorridos preventivos por caminos que corren de manera lateral a la ruta 9 creándose un abanico que incluía rutas provinciales y las nacionales Nº 52 y Nº 9.

 

Temas de la nota