Liberaron a un hombre acusado de un crimen

La Justicia jujeña otorgó el cese de detención para Víctor Hugo "Yul" Garninca, hombre que había sido acusado de la supuesta coautoría del crimen de José María Villafañe, hombre que fue asesinado de un disparo en la cabeza cuando se encontraba junto a su novia, en el barrio Alto Comedero, el dos de mayo último.

Garnica junto a Magalí "Mapi" Quiroga Saenz eran los principales apuntados por el fiscal del Miniterio Público de la Acusación Diego Cussel, de ser los supuestos responsables del asesinato a "quemarropa" de Villafañe, la madrugada del pasado 2 de mayo, cuando al menos tres personas circulaban a bordo de una vehículo Ford Ecosport por una avenida de las 150 Hectáreas del barrio Alto Comedero.

Garnica había sido detenido el 26 de julio pasado, luego de que el fiscal lo declarara prófugo y fue interceptado cuando consumía bebidas alcohólicas junto a otras personas.

Garnica prestó declaración ante el fiscal y dio su versión de los hechos y pidió un careo con una testigo, que lo habría involucrado.

El representante legal de Garnica, Diego Chacón, le había solicitado al Juzgado de Control Nº 2 el cese de detención, tras el careo con esta testigo y el martes pasado se dio lugar al pedido y desde ese entonces, se encuentra en libertad.

Sobre el crimen de "Josema"

"Mapi" Quiroga Saenz y "Josema" Villafañe se fueron a vivir juntos en marzo. La joven acababa de comprar de contado una vivienda en el barrio Alto Comedero, según los hermanos del joven de 29 años.

La noche del sábado 2 de mayo fueron a cenar a casa de un familiar de la joven, en el sector de las 30 Hectáreas del mismo barrio, y se habrían retirado alrededor de las 1.

Los vecinos de la avenida Salvador Sargenti que une la colectora de la ruta nacional Nº 66 y las 30 Hectáreas escucuharon al menos dos detoaciones, un grito y el ruido de los neumáticos de un vehículo que se iba del lugar a toda velocidad.

Villafañe fue movido de su asiento al del acompañante y fue llevado en estado de agonía a la guardia del hospital de Alto Comedero, donde murió antes de ser intervenido.

Su novia se subió a su vehículo bañado en sangre y huyó del lugar. Luego de 18 horas del crimen, se hizo presente en la Seccional 46º junto a su madre, allí manifestó que no recordaba dónde había quedado su celular y que se había deshecho del arma de fuego.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...