Choferes esperan acuerdo y vecinos tener un mejor servicio

El conflicto salarial de la empresa Unión Bus parece no tener fin. Desde hace quince días los choferes llevan adelante medidas de fuerza en demanda del pago de sueldos atrasados, y en el medio se encuentran los vecinos que demandan el servicio, quienes a primeras horas de ayer, protagonizaron nuevamente una protesta en procura de obtener una mejora en la prestación, que desde hace tiempo se desarrolla de manera deficiente. Ante el reclamo, el dueño de la empresa, Rodolfo Severich, se encontró con ellos y mediante un acta acuerdo, les prometió que iba a resolver el tema de las frecuencias de las unidades, mayor higiene de los colectivos y también la incorporación de una unidad que ingrese a la terminal de ómnibus "General Manuel Eduardo Arias", entre otros puntos.

Mientras tanto, los trabajadores del volante que permaneían apostados en las afueras de la empresa, apuntaron que a cada uno le deben $140.000, correspondientes a conceptos que no se pagan desde diciembre del año pasado. En tal sentido, según pudo conocer El Tribuno de Jujuy por fuentes de la empresa, los trabajadores ya habrían cobrado los haberes del mes de octubre, en tanto resta que se liquide lo de noviembre.

"Hay gente sin experiencia"

JUAN CARLOS GONZÁLEZ, DELEGADO

Durante una entrevista con los delegados Juan Carlos González y Cristian Ibáñez, en representación de los choferes, indicaron que el 75% de los trabajadores está de paro y que el 25% está trabajando normalmente. Además, dijeron que hay algunas personas que fueron contratadas por la empresa y que "están en negro". También apuntaron que, tanto a los choferes como a las empleadas que se encuentran realizando el paro se les impide el ingreso a los sanitarios y que tampoco tienen a disponibilidad agua para asearse ni para tomar.

"Estos problemas datan de mucho tiempo. Hasta el día de la fecha tenemos realizadas denuncias en diferentes organismos para ver si nos atienden. Ya no sabemos a dónde ir. Si se soluciona este problema saldremos en un segundo. Nosotros necesitamos trabajar", sostuvo González.

Puso de relieve que, desde diciembre del 2019, la empresa tiene una deuda de 140 mil pesos con cada trabajador (204 empleados en total). "También quiero poner en conocimiento que aquí hay muchos compañeros que figuran en la empresa y sin embargo prestan servicios en otros lugares. Además, están recibiendo subsidios", resaltó.

CRISTIAN IBÁÑEZ, DELEGADO

Por su parte, Ibáñez señaló que la empresa "tomó gente en negro, que no tiene experiencia en el volante y justamente los vecinos hicieron las denuncias porque no están de acuerdo porque se pone en riesgo la vida de los pasajeros", remarcó.

Se reunirán en la semana

Asimismo, los vecinos esperan que el empresario cumpla con sus palabras y reunirse nuevamente en estos días, a fin de asegurarse que las mejoras prometidas sean llevadas a cabo.

"Se firmó un acta hasta el 31 de enero donde se detallan los puntos, entre ellos que el colectivo Nº8 que va por cancha de Gimnasia también circule por la terminal de ómnibus. El día jueves nos reuniremos para que conozcamos la nueva diagramación", dijo la vecina Lucía Díaz. En tanto resaltó que también se acordó que habrá mayor higiene en las unidades y mejor atención de los choferes con los usuarios, entre otros puntos.

Cabe mencionar que días atrás, los usuarios del barrio Alto Comedero, residentes de avenida La Quiaca, Tupac Amaru, Bicentenario y 350 Viviendas, realizaron una protesta de forma pacífica. Mencionaron que varios vecinos deben optar por cruzar un zanjón para poder tomar otra línea de colectivo.

En aquel momento, se hizo presente el titular de la empresa, quien firmó un acta acuerdo en la que dejó sentado que se comprometía a resolver la problemática.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...