Grandes artistas celebraron los 20 años del Cosquín Rock

Concluyó el Cosquín Rock 2020, un festival esperado todos los años por los fanáticos de un género musical que cada vez es más popular en nuestro país y que a su vez es cada vez más amplio y se va renovando, en el primer día de la edición 20 del tradicional festival, hubo una maratón musical, con una carga emotiva por el gran homenaje a Charly García ya que tocó la banda del histórico músico argentino, con grandes invitados.

Sin dudas que Cosquín Rock es amplio, tiene un espectro muy integral en cuanto a gustos, una de las características del festival es la simultaneidad con la que se desarrollan las actuaciones de los artistas, cada horario incita una competencia sana, por el magnetismo de convocatoria de la misma franja horaria.

Más de 55 mil personas en la primera jornada, hicieron de Cosquín Rock una fiesta, donde hubo una sincronía excepcional de talentos, con la fiesta de Los Auténticos Decadentes y el rock potente de Skay Beilinson y Los Fakiris, el power trío rock de Divididos que volvieron a tocar luego de 15 años en Cosquin Rock, el progresivo rock poderoso de los Guasones, más la fuerza de nuevos valores como Nathy Peluso, Louta, Ca7riel y Paco Amoroso, entre otros, que brillaron en el día uno.

Hubo tan grandes artistas, con gigantes presentaciones y el veredicto final lo decide la gente, el público que elige a sus artistas favoritos en este encuentro nacional de bandas.

Hubo figuras internacionales en el escenario sur, como Mon Laferte, la chilena que la rompió en el festival de las sierras cordobesas, tocando éxitos y nuevas canciones que cada vez son más populares, también los mexicanos de Molotov tocaron de manera acústica con un set increíble, la gente disfrutó y sació la sed de rock con material variado, ya que hubo hasta artistas del género trap en el espacio sur.

Un público variado

Un variado público que incluía desde grupos de amigos y parejas, hasta familias completas, comenzó a poblar desde primera hora de la tarde el predio del aeródromo Santa María de Punilla, en Córdoba, en la primera jornada del Cosquín Rock.

Muchos de ellos acampaban en las cercanías, desde los días previos, en espacios públicos y jardines de casas particulares que ofrecían el espacio.

El paisaje en los alrededores del predio mostraba carpas, escenas de parrilladas populares y refrescadas en el río Cosquín.

En el interior, la gente iba llegando de a poco y optaba por disfrutar de una suerte de picnic mientras esperaba los números más importantes. Mientras los asistentes de perfil más rockero se concentraban en el escenario Norte, los de carácter más alternativo lo hacían en el escenario Sur. También se podía encontrar un público cautivo en el escenario Urbano y en La Casita del Blues.

Con el correr de las horas se descontaba que el predio estaría repleto y adquiriría un carácter más festivo.

De hecho, con el show de Las Pastillas del Abuelo aparecieron las tradicionales banderas que identifican las localidades desde donde se movilizó cada grupo de fans.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...