El primer día de "paro armado" del ELN deja seis policías muertos

Seis policías sufrieron heridas cuando explotó un camión que se estaba incendiando en el departamento colombiano Cesar, en el noroeste del país, en el primero de los tres días del "paro armado" iniciado este viernes por el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Las acciones armadas, anunciadas desde el pasado fin de semana, afectaron el transporte de pasajeros y carga en la región del Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander -la más afectada-, aunque también hubo problemas en departamentos como Arauca y Cesar, limítrofes con Venezuela, y Cauca, en el sudoeste.

En respuesta, el presidente colombiano, Iván Duque, dijo el viernes que el ELN se aleja de cualquier posibilidad de reanudar los interrumpidos diálogos de paz porque con sus acciones "privilegian el crimen y el terrorismo a cualquier otra cosa".

"Ellos (ELN) se alejan (del diálogo) con el terrorismo (...) siempre se han alejado con el terrorismo", manifestó el mandatario.

Con el "paro armado" el ELN busca mostrar su fuerza especialmente en el Catatumbo, donde libra una guerra a muerte por ese territorio con un reducto de otra guerrilla, el Ejército Popular de Liberación (EPL), considerado por el Gobierno un grupo narcotraficante.

Uno de los hechos más resonantes fue un ataque que dejó seis policías heridos en el Cesar.

El coronel Jesús de los Reyes informó que, en los alrededores del municipio de Pelaya, departamento Cesar, cinco hombres incineraron la cabina de un camión de gran porte y posteriormente dejaron una carga explosiva en otro vehículo estacionado muy cerca, reseñó el diario bogotano El Espectador.

Cuando los policías llegaron para extinguir el fuego explotó la carga colocada en el vehículo contiguo, provocando heridas diversas a los seis efectivos.

En el Catatumbo, un taxi con 20 kilos de explosivos y avisos alusivos al ELN fue atravesado en un puente de la zona llamado La Ondina.

Guerrilleros también destruyeron, a la altura de la localidad de Sardinata, dos carriles de la ruta que comunica a Ocaña, segunda ciudad de Norte de Santander, con Cúcuta, la capital regional.

Además, derribaron con explosivos una torre de telefonía celular que estaba en construcción en la localidad de Hacarí y en otros sitios artificieros del Ejército detonaron de manera controlada cargas explosivas dejadas por la guerrilla.

En el Cauca, desconocidos quemaron un camión que transportaba motocicletas en cercanías de un resguardo del municipio de Páez.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...