La alegría de las anatas resonó en la Quebrada

TILCARA. El sábado en Huacalera se realizó la 25º edición del Encuentro de Anateros, Copleros y Bastoneros.

Durante la propuesta, organizada por el Centro de Jubilados Nacionales de la localidad, en el poblado quebradeño en primer término recordaron con un pergamino a Martín Rueda, el fundador y primer presidente de la institución.

Vale recordar que el Centro de Jubilados nació junto a este Encuentro de Anateros, Copleros y Bastoneros y así, junto a los vecinos de la localidad, asociados a distintos Centros de la provincia los acompañaron bajo un bosquecito que ladea la sede de la entidad donde fue montado un escenario al aire libre.

Catalino González, presidente del centro anfitrión sobre los especiales festejos de aniversario en diálogo con nuestro medio nos expresa: "Celebramos nuestra Bodas de Plata y aunque nosotros entramos hace poco como parte de la Comisión, conocemos cómo se viene haciendo esta convocatoria que repetimos año a año, porque no es más que un reflejo de nuestra cultura. Hoy somos 135 afiliados, y entre las tareas realizadas hemos podido terminar hace poco un saloncito para el centro. Queremos celebrar con todos los jubilados que nos rodean, y con toda la gente que viene".

Raúl Giménez es quien nos va a hablar del arte de la anata. Y nos dice: "Hace veinte años que venimos participando de este encuentro que se enfoca en nuestra cultura". "El arte de tocar la anata lo heredo de mi padre, Raúl Vicente Giménez, y hoy toca mi hijita con nosotros, quien seguramente se lo transmitirá a sus hijos. La anata es el instrumento más carnavalero, se trata de una costumbre prehispánica".

Cuando comienzan a tocar, la gente se pone de pie, arma la rueda y baila. De la relación entre el sonido de la anata y la alegría, Giménez nos dice que "tenemos la anata chica y la grande, que es una octava más baja.

Eso le da un sonido más especial al conjunto, que toca y también canta. Tiene su sonido especial, que es lo que llamamos el tarío, ese ronquido que le da la alegría".

Coplas, erquenchos, contrapuntos pícaros y aros, el sonido de los Anateros del Molino, conjunto anfitrión, y las ganas de divertirse que manifestaban a cada rato los jubilados y pensionados de Huacalera, fueron el jovial marco del festejo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...