La lluvia y el granizo afectó a Villa El Perchel y la ruta 9

Una fuerte lluvia, que se aumentó con granizo, afectó la Quebrada de Humahuaca en la tarde del lunes. No mucho después de que comenzara a caer, las quebradas de la parte occidental se vertieron sobre el río Grande, aumentando su caudal, afectando al tránsito vehicular por la ruta 9 y generando daño allí por donde atravesaba su sedimento de lodo y piedra.

Los cortes en la ruta el lunes y ayer se verificaron cada tantos kilómetros desde la entrada sur de Maimará, en el arroyo Las Peras, hasta Colonia San José, en el extremo norte del departamento de Tilcara, demorando a aquellos que se trasladaban por la ruta nacional. En algunos casos, como en el arroyo Huichaira tanto como en el conocido como el Bordo, las demoras llegaron a ser de varias horas.

Nos acercamos a Villa Perchel, pocos kilómetros al sur de Huacalera, donde se señalaba que los daños materiales fueron más considerables. Llegar allí, en la mañana de ayer nos consumió más de dos horas desde Tilcara. Largas filas, algunas de varios kilómetros de vehículos, se formaban para pasar por aquellos sitios cubiertos de la ruta.

El panorama de Villa Perchel resultó desolador: viviendas semicubiertas, sembradíos destruidos justamente en tiempos de cosecha, viñedos arrasados, animales muertos, y el constante reclamo de los vecinos manifestando que buena parte del daño se hubiera prevenido si el Gobierno provincial hubiera escuchado sus reclamos.

Hablamos con Samuel Valero quien nos dijo que "se encuentra todo dañado por la creciente del río. Se ha dañado la producción de verduras y también los domicilios". Algunos metros más hacia Huacalera, el resto de los vecinos aguardaban la anunciada llegada de autoridades provinciales para tratar el tema y ahí Enzo Cruz nos relató que "nunca vi algo así, una lluvia torrencial, granizo, parecía un huracán y perdimos todo".

Rafael Cruz nos dice que "se enterraron dos casas, prácticamente tapadas hasta la mitad. Tuvimos que salir a la montaña para que no nos llevara el agua, y llevar la familia a casa del abuelo donde hicimos una represa que tampoco funcionó. La lluvia se produjo por tormentas que venían del sur y del norte, como a las 18 y el agua bajó al instante por causa del granizo del tamaño de una pepa de durazno".

Antolín Sajama recuerda que "estaba trabajando ayer por la tarde, y llegué como a medianoche. Todo lo que quedó es un desastre, los tomates, la verdura, se llevó todo. Se llevó los elementos de construcción que teníamos, más abajo había casas que ya no existen. El hecho de que no estén bien hechos los cauces para el río Grande, cosa que venimos reclamando desde hace tiempo, empeoró la situación, y esperemos que se acerque alguna autoridad a verlo".

Juan Cunchila, comisionado de Huacalera, nos informa que "cayó la tormenta sobre los cerros de los Amarillos, bajó la quebrada y se le sumó otro arroyo que nunca bajaba. Así le entró el agua a tantos cultivos. Estamos trabajando con gente de bomberos, y estamos a la espera de que lleguen las autoridades de Jujuy. Esta zona del Perchel es la más damnificada, contando con diez evacuados en el CIC".

Santos Roque Anachuri relata que "como a las seis el agua entró a mi pieza, que gracias a Dios estaba solo. Perdimos toda la verdura que ya estábamos cosechando, todo el trabajo del año" y Casilda Girón agrega que "ha sido impresionante el agua de los arroyos de los cerros, como si se viniera el río Grande habitación por habitación hasta que se iba por la puerta. Se nos han muerto las gallinas, salvamos las cabritas y nos quedamos sin la chacra con que mantengo a mis nietos".

Recuerda que "tratamos de trancar las puertas con hierros, pusimos gomas y motos para que frenara el río, y con eso lo paramos un poco. Antes había un desagüe que salía de la quebrada Amarilla hasta la playa, y lo hicieron terreno para sembrar. Si no se hubiera tapado ese canal, quizás viniera menos agua para acá. Se tiene que abrir de nuevo. Arrendamos el terreno y guardamos para el invierno, porque en invierno no hay producción para vender".

Hugo Pérez López, vecino y periodista, nos dice que "esto hace meses que lo venimos advirtiendo, pero lamentablemente desde la Dirección de Hidráulica vienen, ven las violaciones a la línea hídrica en el río Grande, y aunque no pueda decir que esto se hubiera evitado en un 100 %, entiendo que hay una gran responsabilidad. Y desde el oeste, algo contuvieron los montículos levantados por Vialidad, pero hoy tenemos que ver los sembradíos destruidos y casas inundadas".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...