Juez de Control liberó a un peligroso delincuente

El detenido por dos intentos de robo en contra de sendos inmuebles en el barrio Malvinas Argentinas, en los que se introdujo por la ventana, fue puesto en libertad por un juez de Control, no haciendo lugar al pedido de detención solicitado por el fiscal Alejandro Maldonado.

Fuentes policiales indicaron que esta situación provocó la reacción de los miembros de la fuerza de seguridad quienes afirmaron que "es inadmisible la actitud de ciertos jueces que después del trabajo que realizan los hombres de la fuerza los delincuentes queden en libertad".

Afirmaron que en este caso el malviviente ingresó violando una ventana del domicilio de un suboficial en la intersección de Simón Bolívar y Gobernador Tello y el segundo caso, coincidentemente tocó en otra casa perteneciente a otro suboficial de la policía pero en este caso ubicada en la calle Sergio Alvarado.

En el primero de los hechos el hombre conocido con el apodo de "Crillín" al ser descubierto por el propietario que no lo pudo detener, salió corriendo y en su huida arrojó una mochila de color negro.

Cuando la misma fue recogida por el damnificado y entregada en la seccional 32º, posteriormente se descubrió que la misma contenía elementos de mujer, por lo cual quedó comprobado con ese solo hecho que se estaba en presencia de un delincuente, muy conocido por todos los vecinos en los barrios Santa Rita y Malvinas.

El segundo de los hechos se registró una hora después y al huir de la propiedad a la que había ingresado violentando una ventana, lo atacaron unos perros que lo obligaron a buscar protección debajo de un auto estacionado en la zona.

El procedimiento

Las víctimas al coincidir en la sede policial para la denuncia, brindaron un detallado informe de las características físicas del malviviente, como así también de la vestimenta.

Efectivos que realizaban recorridos por toda la zona iniciaron un rastrillaje y descubrieron al hombre debajo de un auto y después de haber forcejeado lo pudieron trasladar a la seccional del barrio.

Delante de testigos y de los denunciantes se procedió a la apertura de la mochila la cual contenía cremas, perfumes, máscara facial, unas ojotas rosadas, dos celulares y un par de prendas de vestir, por lo cual los detectives trabajan en dar con la damnificada.

Efectivos de la seccional 32º indicaron que son numerosas las causas que el inculpado tiene y que se encuentran tramitadas en esa sede policial.

Recuerdan que el 4 de enero del 2017 ordenaron la inmediata libertad a través del oficio 2.356 después de haber protagonizado dos hechos en los que está imputado, el primero de ellos el día 18 de diciembre de 2016 "robo en poblado y banda con perforación", siendo detenido y puesto en libertad inmediatamente para volver a delinquir el 19 de diciembre de 2016, o sea al día siguiente, siendo denunciado como el autor de un "robo calificado en grado de tentativa" obteniendo su libertad unos días después.

Está comprobado que esta persona fija domicilio en una vivienda del asentamiento 13 de Julio, lugar donde el malviviente no reside de acuerdo a la información proporcionada por la propia madre.

Fiscal afirmó: “Es para poder investigar el caso”

El delincuente con 20 años de edad estaría imputado en más de veinte causas, todas por robo en poblado, incluso con uso de arma.

FISCAL ALEJANDRO MALDONADO/ SOLICITÓ LA DETENCIÓN DEL INCULPADO.

El fiscal especializado en Delitos Graves Contra la Propiedad, Mario Alejandro Maldonado, expresó que “la detención es una medida para iniciar la investigación a los efectos de que el inculpado no se evada o entorpezca el trabajo de los detectives que deben aclarar el caso”.

Recuerda Alejandro Maldonado que el artículo 308 del Código Procesal Penal indica que “sólo por la sospecha de haber participado de la comisión de un delito se puede solicitar la detención”. “Procedimiento -agrega el magistrado- que parece no entender el juez de Control que atiende la causa y que no permite se trabaje de manera efectiva en la investigación”.

Sobre lo actuado Maldonado informó a El Tribuno de Jujuy que “personal policial llega al lugar y procede al arresto de esta persona, de apellido Machaca”, acotando que “dando cumplimiento al protocolo de arresto de una persona en la vía publica, es conducido a la seccional Nº 32, y en virtud de las pruebas que se aportan a la causa se solicita al juez de control la detención, para asegurar la investigación”, explicó el fiscal Maldonado, pero “el doctor Isidoro Cruz entendió que no correspondía la detención en virtud de que no había pruebas suficientes”.

Maldonado remarcó que “la policía actuó correctamente, hizo las cosas como debían cuando se produjo la aprehensión de este individuo” para remarcar que “cuando en su huida este sujeto tiró una mochila que no es de su propiedad ni corresponde a ninguno de los robos denunciados, podemos decir que estamos frente a un tercer hecho de robo que nos da indicio de su peligrosidad y su participación en los casos, donde es reconocido”.

Maldonado se mostró molesto en cuanto a las posibilidades que tiene de fugarse el inculpado. Es que “lamentablemente el domicilio que declara esta persona es inexistente, porque ahí se lo fue a buscar cada vez que sale la orden de detención y sabemos que en esa vivienda del barrio 13 de Julio no está”, expresó el fiscal, aclarando que “vamos a ver lo que sucede cuando lo tengamos que citar nuevamente”.

Las causas que suma esta persona son más de veinte y se iniciaron en mayo del 2015 y en la gran mayoría de los casos fue perfectamente individualizado por las víctimas en virtud de que se crió en el barrio siendo esa zona donde comete los ilícitos y donde tiene amigos con los cuales cometieron hechos en banda e incluso con el uso de armas.

Numerosas detenciones

Las permanentes detenciones de “Crillín” Machaca se suceden desde que era menor de edad y fue entregado en varias oportunidades a la madre, hasta que alcanzó la mayoría de edad.

El imputado en diferentes hechos tiene un pedido de elevación a juicio efectuado el pasado 31 de octubre de 2019 y recayó en el Tribunal Criminal Nº 3.

“Crillín” fue detenido en el 2015 en dos oportunidades, en el 2016 en cuatro, en el 2017, son seis las veces que fue puesto tras las rejas, dos en el 2018 y finalmente en cinco oportunidades en el 2019.

Fueron varios los jueces que hicieron lugar al cese de detención y ordenaron la libertad inmediata sin haber tenido en cuenta los antecedentes policiales.

Los últimos hechos que se pueden mencionar ocurrieron en el mes de diciembre, uno de ellos el día 25 actuando y participando en un robo en coautoría.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...