Policía federal comprometido por un informe

Ayer se cumplió la segunda audiencia del juicio oral y público que se le sigue al policía federal Julio Gustavo Bravo por "homicidio en grado de tentativa".

Cabe destacar que Bravo el 7 de julio del 2017 hirió de gravedad al agente de la Policía de la Provincia, Sergio Moisés Lima Giménez, quien está con vida vegetativa.

La presencia del licenciado Alejandro Zamar que tuvo a su cargo las pericias psicológicas del imputado, fueron contundentes en cuanto al accionar del acusado, que por aquel entonces afrontaba problemas personales.

Esa situación, de acuerdo a lo manifestado por el profesional al tribunal y a las partes, fiscal, querella y defensa, fue el desencadenante de la actitud de intolerancia que asumió el imputado aquella mañana.

Zamar afirmó que el accionar de Bravo se debió a un "estilo personal" y no a una patología, ya que le falta tolerancia para postergar un impulso.

Aseguró que de acuerdo con los estudios realizados, es una persona irascible e intolerante en su forma de ser.

Consultado sobre el hecho de haber ingerido bebidas alcohólicas y presumiblemente cocaína, Zamar indicó que en el momento del hecho ambas sustancias actuaron como un estabilizador del sistema, ya que el alcohol es un depresivo y la droga un estimulante.

Afirmó de manera contundente que es dueño de sus propias reacciones de ser agresivo o no.

El tribunal está conformado por los jueces María Alejandra Tolaba, presidente de trámite, Mario Ramón Puig y Carolina Pérez Rojas.

La secretaria está a cargo de Carina Planckensteiner, el fiscal es Marcelo Cuellar, querellantes adhesivos en representación de la familia de la víctima Guillermo Vázquez y Luís Navarro, y la defensa la ejerce el letrado Carlos Salas.

La próxima audiencia será el 28 de este mes a partir de las 8.30.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...