"Los sueños suceden para los que saben esperar"

Una meta clara, dedicación, esfuerzo, valor y paciencia fueron las bases para que Mauro Dávila logre cumplir su sueño de crecer y ser el mejor en su profesión.

El jujeño es preparador físico, personal trainner internacional nivel 4, nivel 1 Isak y diplomado en musculación y fitness.

"Yo me hice todos los cursos importantes habidos y por haber en Argentina porque yo sentía que había algo más para mí y para mi familia, siempre sentí que podía crecer más y ser el mejor, pero siempre hubo gente que me dijo que no tenía sentido soñar tan a lo grande. Que era muy difícil salir de Jujuy", contó. Sin embargo, el jujeño no se dejó convencer y aferrándose a una casi inalcanzable oportunidad llegó a Nueva Zelanda donde hizo un curso durante tres meses que lo convirtió en el primer instructor internacional de Argentina con certificación de Estados Unidos de nivel 4.

Orgulloso por sus logros cuando volvió a Jujuy aplicó todo lo aprendido en ese curso pero de alguna manera no se sentía del todo satisfecho.

Fue así que comenzó a mandar currículums a través de diferentes páginas a las principales cadenas de gimnasios del mundo y las respuestas comenzaron a llegar.

Lo contactaron de Canadá, Omán, Qatar, Abu Dabi, Alemania, etc. "Un día me llegó un mail del Gold's Gym, el mejor gimnasio del mundo diciéndome que querían conversar conmigo". "Cuando leí la noticia miré a mi esposa y a mis hijitos y se me llenaron los ojos de lágrimas. No podía creer que quisieran contactarme", contó todavía emocionado.

Así, en tres entrevistas telefónicas y una investigación que comprobó todos sus logros y su tan valioso paso por Nueva Zelanda fue oficialmente contratado para trabajar en Abu Dabi, Dubái.

"Lo pensé mucho. Aceptar ese trabajo implicaba dejar a mi señora y a mis hijitos, Jerónimo de 4 años y medio y Gianfranco de 1 año y 11 meses. Los papeles se me fueron dando y de repente ya estaba contratado, fue muy emocionante para mí pero a la vez muy triste por tener que dejar a mi familia nuevamente, a mis amigos, a mi cultura y a mi provincia", recordó.

"Mi proyecto a futuro es mantenerme aquí tener mis alumnos, aprender más y ser el mejor para poder traer a mi familia y sacarle el mayor provecho a todo esto", exclamó.

Su llegada a Dubái

"Aquí todo es muy diferente, es otra cultura. Fue muy emocionante cuando llegué al aeropuerto y ver por primera vez a un chofer esperándome con mi nombre era de película. El lujo me dejó perplejo, los edificios enormes, todo el orden y la organización", contó pero insistió que toda esa emoción y alegría siempre se mantuvo mezclada con sentimientos de tristeza por no poder compartir con su familia tan maravillosa experiencia ya que ellos todavía viven en Jujuy.

"A ellos les debo todo, es por ellos que lo hago. Ellos me hacen el aguante, son mi hinchada y me dan las fuerzas para que dé lo mejor de mí. Mi vida y mis sueños no valen nada si no estoy junto a ellos", exclamó Mauro Dávila al compartir que los extraña mucho.

Este camino recién empieza para el jujeño que impulsado por sus convicciones y optimismo es un hecho que continuará cumpliendo sus sueños, entre ellos y el más urgente, llevar a su familia con él.

Por eso, desde su experiencia Mauro Dávila busca incentivar a sus estudiantes. "Siempre les hablo y trato de motivarlos y ponerles ideas, sueños y metas en la cabeza hasta que lo logren porque yo lo pude conseguir y fue una experiencia muy linda", contó.

"Los sueños suceden para los que saben esperar. Nunca hay que bajar los brazos porque siempre se logra triunfar junto a las personas que te apoyan en el camino", fueron sus palabras de aliento a la distancia.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...