Expectativas del comercio por la tarjeta Alimentar

En la provincia de Jujuy se prevé la circulación de 31.600 tarjetas alimentarias, que cuantificadas se estima que beneficiarán a 51 mil familias. Para la Unión Empresarios de Jujuy (UEJ) se cree que no resolverá el problema estructural, para algunos minoristas parece presentarse como una oportunidad de incrementar las ventas. En tanto otros aún desconocen la operatoria para la acreditación y dudan que pueda impactar.

Para Jujuy se prevé la entrega de 31.600 plásticos, lo que se estima que beneficiará a 51 mil niños de la provincia, que significaría un movimiento en la economía local de unos 150 millones de pesos.

"Sí me parece que va a reactivar el consumo porque 31.000 tarjetas van a insuflar dinero a la economía para ver si se puede revertir la caída de las ventas. Creo que todo es paleativo, esto no va a solucionar lo que hay desde hace tanto tiempo, la caída de ventas, pero son acciones que buscan reactivar el consumo como lo dijo el ministro, para morigerar la falta de alimentación en los lugares más postergados", expresó el presidente de la UEJ, Luis Alonso.

Consideró que se trata de una acción que podría generar un alivio tanto al sector postergado como para algunos comercios que se rigen con esta tarjeta.

No obstante, Alonso estimó que las cadenas de supermercados tanto como los comercios de alimentos podrán absorber el consumo.

Sin embargo, aseguró que hay algunas estrategias del Gobierno que podrían beneficiar al sector. Entre ellas mencionó el hecho de que se hayan limitado las tasas de las tarjetas de crédito y que la gente pueda llegar a usarlas más, ya que actualmente tienen una tasa del 80 % y limitarlas al 55 % sería positivo.

Entiende que esta medida podría ayudar a "evitar la especulación que hay en los bancos y por otro generarle algunas condiciones a los consumidores que se pueden nutrir a través de la tarjeta de crédito", dijo.

Pese a ello reiteró que se trata de acciones que si bien ayudan no resuelven el problema estructural que viene transitando el país, y que llevará tiempo porque no es tan inmediato.

Consideró que se están viendo medidas que están trabajando en mejorar las condiciones que hay pero estimó que es importante resolver la deuda de modo de ver qué otras acciones se pueden desarrollar.

Es que preocupa siempre la presión impositiva, el aumento del costo laboral y las tasas respecto a las capacidades de financiamiento "Si nosotros no generamos condiciones para cambios estructurales como caída de la presión fiscal y de la presión impositiva va a ser imposible que esto se revierta para las pymes", precisó Alonso.

Planteó que la semana pasada tuvieron una reunión con el ministro de Trabajo, Normando Álvarez García, a quien le plantearon la inequidad entre los comercios formales e informales, que asume que no pagan nada a diferencia de las pymes legalmente constituidas.

Desconocimiento

En algunos comercios de la zona de la exterminal de esta ciudad, que suele tener mucha clientela, se muestran optimistas respecto a la circulación de tarjetas alimentarias, pero también desconocen los alcances de la operatoria para recibirlas como proveedores. 

Luis Valdiviezo, de Baldi Lácteos, explicó que cree que favorecerá al sector porque se trata de la compra de alimentos. “Viene bien para los comerciantes de alimentos, supermercados también. Nosotros vamos a poner otro cartel para que ubiquen más rápido al comercio que recibe”, explicó el propietario de la fiambrería y venta de alimentos. Explicó que hace falta porque tuvo que cambiar el consumo, buscar precio, se restringe y se ha resignado a evitar el consumo de las marcas más caras, por lo que se han retraído mucho las ventas de marcas como La Serenísima y Sancor que son productos considerados muy caros para el sector. “Esas marcas bajaron las ventas mucho, y segundas marcas que son de la misma calidad están saliendo bien. Se consume menos cantidad, y por eso la tarjeta podría servir para mitigar la baja de venta de los alimentos”, afirmó.

Un tanto más reticente Ana Tejerina, del comercio “La Rubia”, explicó que cree que en comercios pequeños como el suyo duda que vaya a tener impacto el uso de las tarjetas Alimentar. Se quejó porque cuenta con un posnet que le genera gastos y no ingresos, “somos minoristas, yo pago 5 mil pesos para tener el posnet y en vano porque no tiene utilidad, pero voy a recibir”, anticipó. En tanto, Jorge Nieves de fiambrería “Jorgito”, se mostró interesado en poder recibir la tarjeta alimentaria pero aseguró que desconoce cómo será la operatoria y se interroga en torno a cómo será el depósito y si será instantáneo. 

“Me tengo que asesorar bien para ver si voy a recibir o no, porque no sé cómo es el pago, cómo acreditan, cómo funcionará. Hace falta información en ese sentido”, explicó el comerciante expresando sin embargo interés en esa nueva herramienta que activaría las ventas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...