¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
23 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Estigmas y estereotipos de belleza que deben extinguirse

Viernes, 13 de marzo de 2020 17:41

En nuestra sociedad hay "normas" que nos imponen desde hace tiempo y que si uno las rompe es excluido o burlado pero estas "normas" preestablecidas no hacen más cumplir con mandatos dañinos para los hombres y más aún para las mujeres.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

En nuestra sociedad hay "normas" que nos imponen desde hace tiempo y que si uno las rompe es excluido o burlado pero estas "normas" preestablecidas no hacen más cumplir con mandatos dañinos para los hombres y más aún para las mujeres.

En sociología, estigma es un rasgo o comportamiento que hace que la persona portadora sea incluida en una categoría hacia cuyos miembros se generan respuesta negativa y se les ve como culturalmente inaceptables o inferiores.

Mientras que los estereotipos de belleza son una serie de características que forman parte de a algo o alguien; a los que la sociedad somete a un juicio, definiendo como estético o antiestético. Es decir que la gente da la aceptación o el rechazo a lo que es bueno o malo según su criterio, gusto, pertenencia socio-cultural (donde están insertos) y razonamiento.

Es muy frecuente, tanto en redes sociales como en medios de comunicación que se reproduzcan figuras "perfectas" de personas que cumplen con estas (falsas) normas preestablecidas siguiendo los tradicionales estándares de belleza que la gente reproduce. Imitamos lo que sale en la tele, en las publicidades o las modas y looks de los famosos.

Y todos los hacemos, todos, en algún punto, caemos en esta ficción y creemos que tal cosa está bien o tal está mal. Pero algunos lo hacen menos que otros y no son tan prejuiciosos con la forma de vestir, por ejemplo, de una persona. Durante años y en la actualidad, todavía se considera que si una persona tiene gorra y usa ropa deportiva es un delincuente y está mal visto por la sociedad.

En el caso de las mujeres es peor, por el rol machista que se les asignó las obliga a estar siempre "bien vestidas", a ser "hermosas", delgadas y a estar "bien arregladas". Todavía para buscar un trabajo les exigen tener buena presencia, pasa también con los hombres. Qué difícil es saber lo que significa tener buena presencia y porque siempre está antes, o tiene más relevancia, que los valores que porta un ser humano y de su capital intelectual para desarrollar una tarea laboral.

Estar vestidos de tal manera no significa ser buena persona, o mala. Hay tantos hombres y mujeres "bien vestidos" que son malos y tantas personas ‘mal vestidas‘ que sobresalen en sus tareas diarias por el corazón enorme que tienen.

Además, a las mujeres se les exige otros mandatos sociales que si no los cumple no es aceptada y juzgada. Una mujer no puede salir a bailar, no puede andar de noche, no puede dejar a sus hijos un segundo para hacer otra actividad, no puede descuidar las tareas domésticas, tienen muchas limitaciones impuestas por la sociedad. También los tiene el hombre, pero son muchos los privilegios que tenemos nosotros los varones con respecto a las mujeres, privilegios que está bueno dejar de usarlos porque siempre debe prima la igualdad y la empatía en todo ser humano.

En el caso de los hombres ocurre que cuando hacemos algo diferente al rasgo masculino preestablecido por la sociedad se nos burlan y nos agreden como por ejemplo cuando lloramos o usamos ropa color rosa. Hay un trasfondo machista y patriarcal detrás de todo esto que hoy en día se cuestiona más que nunca.

Estos estigmas y estereotipos que rigen desde siempre y que no dejan de existir porque se transmiten de generación en generación hacen que la vida sea más dura de lo que ya es, por eso es necesario ir extinguiéndolos. Sacarlos de nuestra cotidianeidad para dejar de juzgar y crear una sociedad más armoniosa, con más respeto y menos prejuicios, con más inclusión y menos exclusión a los que no siguen esta falsa norma.

No cabe duda que todos llevamos un poco o mucho de esto, pero es importante asimilarlo y hacer algo al respecto. Es bueno concientizar, enseñarles a los demás que esto ya no va más, que los estereotipos y estigmas sociales solo nos perjudican, nos llenan de prejuicios y nos hacen valorar a la gente más por su apariencia que por la bondad que llevan en el corazón.

 

Temas de la nota