Los ejes del discurso que brindó Fernández al Congreso nacional

El presidente Alberto Fernández remarcó ayer que "el futuro está en nuestras manos y es con todos" y que este es "un gobierno de científicos, no de CEOs", al inaugurar con su discurso el 138º período de sesiones ordinarias del Congreso, en el que anunció el envío de un proyecto de reforma judicial y otro de interrupción voluntaria del embarazo, y dejó en claro que el país no pagará la deuda "a costa del hambre y la destrucción de los argentinos y argentinas".

A lo largo de una hora y veinte minutos, el Presidente trazó un panorama de la situación en la que recibió el país de manos de la gestión de Cambiemos; enumeró las principales medidas tomadas desde su asunción el 10 de diciembre pasado; y habló de los desafíos y las propuestas del Poder Ejecutivo a futuro, en un tono conciliador, pero con fuertes definiciones políticas que fueron recibidas con aplausos por gran parte de los presentes.

En un recinto marcado por la fuerte presencia de pañuelos verdes en un importante número de bancas, el anuncio del envío en diez días del proyecto sobre el aborto fue uno de los momentos del discurso presidencial más aplaudidos por los legisladores.

"Dentro de los próximos diez días, presentaré un Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando toman la decisión de abortar", anunció el Presidente.

Fernández fue terminante al declarar que "un Estado presente debe proteger a las mujeres en particular" y agregó que "en el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos".

En relación a la reforma judicial, anunció la conformación de un Consejo para Afianzar la Administración de Justicia y la creación de un nuevo Fuero Federal Penal, que unificará a fueros penales que hoy tienen jurisdicción en la Ciudad de Buenos Aires.

"Los delitos contra la administración pública en los que incurran funcionarios del Estado nacional dejarán de estar en manos de unos pocos jueces para pasar a ser juzgados por más de medio centenar de magistrados para terminar con la manipulación de sorteos y la concentración de procesos que el oligopolio de los jueces federales ha permitido", dijo, y ratificó que con este proyecto se buscará "impedir para siempre que la discrecionalidad judicial reemplace a las normas del derecho".

Con este paquete de medidas, dijo, "venimos a ponerle fin a la designación de jueces amigos, a la manipulación judicial, a la utilización política de la Justicia".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...