La patronal más extraña

La festividad en honor a San José, fue muy distinta en este 2020, con la pandemia del coronavirus. La gente se quedó aislada en sus casas y no participó de las actividades religiosas, sin embargo pudo seguir todo lo que pasaba en la parroquia, a través de los medios de comunicación de Perico.

Realmente fue una celebración muy distinta, ni siquiera se pudieron concretar las visitas programadas de otros sacerdotes, por ello todas las misas y momentos de fe fueron encabezados por el cura párroco Germán Maccagno, quien en un momento de homilía lloró por esta situación de peste mundial y demostró su dolor de vivir por primera vez en la historia, una fiesta en honor a San José sin público.

Solamente estaban los monaguillos, el coro musical católico y los lectores de la Biblia para los momentos específicos, también un reducido equipo de trabajadores de la empresa de medios Canal 2 Perico Tecnovisión, quienes transmitieron en directo todo lo que pasaba, para que la gente desde casa pudiera seguir las actividades religiosas y la misa central en honor al patrono de los periqueños.

Por la tarde se realizó una caravana, con la imagen de San José arriba de la caja de una camioneta, con la presencia de los sacerdotes Maccagno y Víctor Achura de la parroquia Inmaculada Concepción de María, juntos recorrieron la ciudad, con la idea de bendecir a las familias, que no pudieron acudir a la fiesta este año, una postal triste porque jamás sucedió.

Se sumaron a la caravana algunas motos, unos autos particulares y la gente en los barrios, en las casas que salían a las veredas con un pañuelo a saludar a la sagrada imagen del santo patrono. No hay precedentes de una fiesta tan austera y distinta, pero a pesar de todo, la gente acompañó con la fe desde su casa y acató las medidas preventivas.

 

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...