Amenazó de muerte para que le vendan cerveza

La Policía detuvo a un hombre que amenazó de muerte a dos empleadas de un local ubicado frente a la terminal de ómnibus de esta ciudad, exigiéndole la entrega de una cerveza fría.

Las trabajadoras le explicaron que no vendían bebidas alcohólicas lo que enardeció al hombre, que sacó de entre sus ropas un elemento punzocortante y le apuntó a la cara, por lo que una de ellas corrió al depósito, buscó una cerveza y se la entregó.

El sujeto volvió a enfurecerse porque la cerveza estaba caliente exigiendo que le dieran una que estuviera fría. Luego de momentos tensos, el sujeto gritaba que llamaran a la policía argumentando: "Esos me va a hacer nada, yo entro y salgo como si nada, no le tengo miedo a nadie, menos a la policía".

Tras alertar a la policía, una comisión de efectivos llegó al local y tras dar participación a la Delegación Fiscal, se dispuso el arresto del sujeto y que se instruyan las actuaciones por el delito de "coacción agravada por el uso de arma de fuego y resistencia a la autoridad".

Datos recabados por El Tribuno de Jujuy permitieron saber que el hecho se registró en la tarde del miércoles en un comercio ubicado en frente de la terminal de ómnibus en barrio Primavera.

Poco después de las 16, mientras dos empleadas atendían el negocio irrumpió en el interior un sujeto con el torso desnudo y pantalón corto, pidiendo un sándwich.

Al entregar el pedido, el hombre manifestó no tener el importe para pagar, se retiró y regresó minutos después. Una de las empleadas que estaba barriendo la vereda advirtió que el sujeto tenía un cuchillo escondido en la cintura y que a fin de evitar problemas le dio el sándwich, por lo que luego de recibir se retiró. Al cabo de 10 minutos, el hombre volvió a ingresar esta vez, a los gritos exigiendo que le dieran una cerveza y ante la negativa de las empleadas, quienes le explicaron que no estaban vendiendo bebidas alcohólicas, extrajo el elemento cortante y amenazó de muerte a las empleadas por lo que una se dirigió al depósito desde donde trajo una cerveza, pero ofuscado el malviviente le exigió que le trajera una cerveza fría.

Luego pidió un papel para escribir su nombre y que se lo dieran a la policía que no puede hacerle nada, que entra y sale cuando quiere. Al salir el hombre, las empleadas alertaron a la policía que terminó arrestándolo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...