Piden útiles escolares para niños de escasos recursos

El inicio del ciclo lectivo no es el mismo para todos los niños de la provincia, porque hay algunos que no cuentan con lo necesario para comenzar las clases ya que viven en contextos de pobreza. Por esa razón, la fundación "7 de Julio" realiza una colecta de útiles escolares a fin de confeccionar mochilas que donarán para niños de la Copa de Leche "Los Peques".

Piden colaboración de mochilas, cartucheras nuevas o usadas, lápices, hojas, cuadernos, carpetas, libros, cuentos, marcadores, lápices, plasticolas, temperas, tijeras y todo lo necesario para ayudar a que los chicos puedan educarse como corresponde.

La campaña que se denomina "Mi Mochiamor" no solamente busca recolectar útiles sino también, el día de la entrega de las mochilas, realizan un evento de concientización a fin de inculcarles valores a los padres y madres, y remarcarles la importancia del cuidado de sus pequeños dentro y fuera de la escuela.

En ese sentido, Agustina Duchen, referente de la fundación, mencionó que "es una campaña diferente y queremos que tenga mucho éxito porque los niños son la mejor esperanza para el futuro. El día de la entrega le vamos a poner un súper plus, el plus del amor. Los niños asistirán con su familia, a los cuales mediante juegos, actividades recreativas brindaremos talleres del camino a la educación con amor, la importancia de acompañar, comprender y estar presentes en la formación escolar de ellos".

Para ayudar a armar las mochilas pueden comunicarse a los números: 388-5728892 (Agustina) o 388-5149937 (Florencia). O también acercándose a Obispo Padilla 570.

"El año pasado hicimos la primera campaña de útiles y regalamos unas 70 bolsas de útiles a chicos que necesitan, este año quisimos hacer algo diferente y dejar huellas en ellos y en sus familias. Es clave el acompañamiento, el estar con sus hijos, no sólo los padres sino los que cuidan de ellos, va destinado a todos", añadió.

AGUSTINA DUCHEN / LA VOLUNTARIA DURANTE LA ENTREGA DE MOCHILAS SOLIDARIAS EL AÑO PASADO.

Al respecto, la voluntaria sostuvo que "la idea es juntar la mayor cantidad de útiles y cuando les entreguemos vamos a inculcarles valores para que sepan lo que es la empatía, el amor, la solidaridad y la generosidad. Les vamos a dar una charla. Queremos que los padres les pregunten a los chicos cómo les fue, los ayuden con las tareas y les den un beso todos los días antes de ir a la escuela. Todo eso se contagia, el amor se contagia, y los chicos van felices a su escuela".

"También queremos dejar el mensaje de que hay chicos que tienen la posibilidad de tener todo nuevo cuando arrancan las clases pero hay quienes no tienen y no hay que burlarse. Queremos combatir el bullying y la violencia que siempre existe en las escuelas para que los niños sean más buenos y no se burlen. Hay que empezar a cambiar el mundo y sabemos que los chicos son el futuro. Vamos a educar con amor, darles útiles y que los chicos y grandes se vayan felices a sus casas", finalizó Duchen.

Grupo terapéutico

Por otra parte, dentro de la fundación "7 de Julio" existe un espacio destinado a la erradicación de la violencia de género, el mismo se llama "Heroínas".

Por ello, invitan a todas aquellas mujeres que se encuentren en contextos de violencia para ser contenidas en este grupo terapéutico que posee la institución.

Copa de leche “Los Peques”

Belén Méndez, junto a su familia, creó un espacio solidario en el sector Luca Arias del barrio Alto Comedero hace 3 años que denominaron copa de leche a pulmón “Los Peques”. Al ver las necesidades que posee el lugar, se sensibilizaron y sintieron empatía con las familias que se encuentran en situación de pobreza. Además de esos motivos, Méndez y su esposo realizaron esta obra de bien porque, en diálogo con El Tribuno de Jujuy, contaron que de niños pasaron una dura infancia, pidiendo comida ya que no tenían para comer. Al haber atravesado por esa situación, siempre soñaron con ayudar a la gente y desde que les dieron la vivienda en el lugar decidieron crear la copa de leche. Cada sábado, desde las 17, más de 150 niños llegan a su casa a buscar su merienda que es preparada gracias al aporte de su suegra, cuñada y cuñado.

Al respecto Méndez indicó que “de a poco se fueron agregando más chicos ya que las necesidades son muchas en el barrio. Hay pobreza en la zona, los chicos llegan con sus tazas, hay otros vecinos que nos donan ropa y nosotros se las repartimos a los que más necesitan”. Donaciones También piden donaciones de azúcar, pan, maíz, ropa, etc., ya que funcionan a pulmón. “Les damos mucha leche, arroz con leche, leche chocolatada o mazamorra pero hace un mes que no estamos haciendo porque se acabó la leche y está muy cara. Se nos dificulta mucho conseguirla. Les estamos dando mate o anchi pero eso no es tan nutritivo, por eso queremos conseguir leche.

Constantemente se suman chicos, todas las semanas aparecen más que retiran la merienda por eso es el pedido de que nos ayuden para poder darles a todos”, agregó. La institución está situada en el barrio Luca Arias de Alto Comedero, manzana P5, lote 28. Todos aquellos que quieran colaborar con ellos pueden hacerlo al 388-154698332. Cabe destacar que la copa de leche funciona a pulmón, es decir no reciben ninguna ayuda estatal, sólo la colaboración de voluntarios y empresas que al ver las necesidades de la zona se suman con donaciones para que la iniciativa siga en pie. Además del loable empuje de la familia que la sostiene.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...