Contiene y ayuda a padres tras la muerte de su hija

Julia Maigua creó la fundación “Estrellas Amarillas” en la provincia de Jujuy después de haber perdido a su hija en un accidente de tránsito logrando transformar su tristeza en solidaridad ya que contiene a padres que atraviesan por la misma situación y además genera conciencia en la sociedad.

“Mi hija murió el primero de noviembre del 2013, desde ese momento tomé conocimiento de lo que era ‘Estrellas Amarillas’ y empecé a hacer gestiones para crear esta institución en la provincia y así fue que en el año 2015 arrancamos. De ahí empezamos a reunir familiares, pintar estrellas amarillas en los lugares donde hubo una víctima de un accidente de tránsito. Cuando inauguramos sólo había una estrella que era la de mi hija, pero ahora hay muchas más”, expresó Maigua, en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

Asimismo, sostuvo que “cuando falleció mi hija yo tenía un bebé muy chiquito y tenía que salir adelante como sea. Me puse a pensar en cosas que le hagan bien a mi corazón y ahí me di cuenta que lo mejor para honrar a mi hija era ayudar, porque ella era muy solidaria y tenía un corazón inmenso. Por eso estoy con la gente que pasa lo mismo que yo, las contengo y les hablo sobre el duelo que tienen que hacer y las señales que nos dan nuestros ángeles. Mi hija hasta el día de hoy me da señales para seguir adelante”.

“Nunca bajen los brazos”

En el Día Internacional de la Mujer, Julia Maigua brindó un mensaje para aquellas que también perdieron un hijo, “a ellas les digo que nunca bajen los brazos, que sigan para adelante por la memoria de sus ángeles y nunca se rindan. Porque hay que seguir luchando para que no haya más de estas muertes y ese es nuestro objetivo”.

“Hay dos caminos, o te deprimís o te dedicás a dar amor y a ayudar al prójimo como lo hago yo con mi granito de arena”, indicó. Sobre la institución remarcó que hubo muchos logros este último tiempo y fueron muy reconocidos por la sociedad. “Tuve la posibilidad de ir a abrazar a los padres de Fernando, el chico que fue asesinado por los rugbiers. También estuve con los padres de Ángeles Rawson, la joven que fue víctima de un femicidio. A mí todo eso me llena el alma, con un abrazo, o escuchándolos, es lo mejor que uno puede hacer. Ese me parece que fue el mayor logro”, finalizó Maigua.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...