Cierre de Corsos Capitalinos

Una fiesta multitudinaria se vivió ayer con el cierre de los Corsos Capitalinos 2020 sobre la avenida General Savio de esta ciudad.

En una jornada marcada por el intenso calor, 52 agrupaciones pertenecientes a los grupos A y B hicieron la última pasada del año dando cierre a los festejos oficiales del Carnaval 2020.

Dejando de lado la agobiente temperatura e impulsados por el aliento constante del público presente, los bailarines dejaron todo de sí en cada salto, paso y destreza y con una sonrisa amigable que agradecía cómplice a los espectadores.

Al caer la tarde una luna que reflejaba los intensos destellos del sol del día, hizo del paisaje de fondo un espectáculo con valor agregado, digno de admirar, haciendo lucir los brillos de cada lentejuela y el reflejo de todos los espejos en movimiento.

Los espectadores por su parte, aprovechando el descenso de la temperatura, empezaron a llegar de forma masiva e hicieron de la noche una verdadera fiesta multitudinaria.

“TINKUS KALLPA” / A PASO CONTUNDENTE LOS BAILARINES HICIERON VIBRAR EL PAVIMENTO.

Pero la celebración no sólo se vivió sobre la avenida. Decenas de personas, en su mayoría niños, revivían sobre los costados de la misma aquellos días de pleno Carnaval a las corridas, escapando de los aguerridos que sin titubeo llenaban sus caras de nieve y talco.

Y los siempre presentes vendedores ambulantes y de comida rápida completaron el exitoso espectáculo.

AL RITMO DEL SILBATO / LA MURGA “DESCARRIADOS” TRANSMITIÓ TODA SU ALEGRÍA.

El detalle en cada puntada

Un aspecto digno de reconocer y destacar es la dedicación que cada una de las agrupaciones pone a la hora de hacer sus vestimentas.

Destacadas combinaciones de colores capturaban la atención de los espectadores que no perdieron la oportunidad de fotografiarlos.

“TINKUS KALLPA” / A PASO CONTUNDENTE LOS BAILARINES HICIERON VIBRAR EL PAVIMENTO.

Esfuerzo y dedicación son las palabras que describen a estos bailarines que, meticulosos en cada detalle, lograron lucirse en estos corsos.

Entre muchos, un claro ejemplo es el caso de los tinkus "Kallpa" del sector B4 del barrio Alto Comedero, que durante todo un año alcanzaron a bordar a mano los más 70 trajes que se lucieron tanto en los corsos de la semana pasada sobre la avenida Forestal de su mismo barrio como en el cierre de ayer, en el que se despidieron de todos los jujeños ¡hasta el próximo Carnaval!.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...