ANALÍA VALDIVIEZO / LICENCIADA EN TRABAJO SOCIAL.

La pandemia llegó a la Argentina en medio de una crisis económica y de políticas públicas que se crearon para combatir este momento pero que debieron irse modificando debido a la situación sanitaria impactando, todo esto, de forma más profunda en los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Analía Valdiviezo presidenta del Colegio de Profesionales del Servicio Social de Jujuy analizó este contexto.

En ese sentido, mencionó, en diálogo con El Tribuno de Jujuy que "las medidas en cuanto a las políticas públicas que se están tomando han sido acertadas y muy necesarias para trabajar sobre la urgencia y aún más en la situación coyuntural por la que nos toca atravesar. Este aislamiento obligatorio que se anunció a nivel nacional y las demás medidas que se tomaron claramente van a repercutir en la vida cotidiana de las familias, y a esto hay que sumarle que ya veníamos de situaciones duras y muy frágiles que nos afectaban y más a los sectores de vulnerabilidad y exclusión extrema que existen en el país y en la provincia. Con ese panorama ya era difícil la situación de estas familias y con este de emergencia sanitaria quizás pueda empeorar su situación. Por eso existe una crisis sanitaria que profundiza la crisis socioeconómica ya existente".

Explicó que en muchas familias el contexto es muchos más complicado porque desde antes ya poseían problemas económicos que eran paliados día a día a través del trabajo informal como ser la venta de ropa, comidas, los trabajos de albañilería, de empleadas domésticas, entre otros, pero hoy esa tarea se les bloquea al permanecer aislados.

"Las medidas que adoptaron desde el Estado demuestran su presencia a través de trabajo comprometido y sostenido en las políticas públicas inclusivas me parecen acertadas tanto como los subsidios económicos y el recurso material llámese mercadería o insumos de limpieza, pero debemos considerar que jamás serán eficientes para problemáticas que tienen que ver con la hambruna, hacinamiento, colecho, alimentación, vestimenta, inmuebles y servicios básicos que existen en los hogares, sin olvidar que pueden dejar de ser eficientes, si esa ayuda demora en llegar a los hogares, ya sea por falta de operatividad, por el tiempo, por las distancias, por burocracias y hasta negligencias. Porque el hambre no espera. Hay muy buena predisposición y disponibilidad política, pero hay que ver cómo realmente eso llega a las familias que menos tienen y le cuesta más sobrevivir durante este tiempo de aislamiento", añadió.

Teléfonos de ayuda

Para consultas en general sobre beneficios u otros asesoramientos comunicarse de 8 a 12 al 3884156123; de 8 a 11 al 3885858574 o al 3885197108; de 11 a 13 al 3884729714. De 14 a 17 al 3884499706 o al 3885803361; de 18 a 21 al 3886869873.

Por consultas sobre violencia de género los números disponibles las 24 horas son: 3885072571 o 3885025487. Además para esta problemática una línea gratuita que es la 144 que funciona todos los días las 24 horas y es un número gratuito.

Por temas relacionados a salud mental y discapacidad, de 14 a 21, comunicarse al 3884297265 o al 3884384212.

Para consultas al área de adultos mayores: 3885803361 (todos los días de 14 a 17) y 3885858574 (todos los días de 17 a 20).

Equipo de voluntarios que asesoran y contienen a la gente

El Colegio de Profesionales del Servicio Social creó un equipo voluntario de profesionales dispuestos a orientan y contener a las personas que tengan dificultades de toda índole durante el período de cuarentena. En ese contexto, Analía Valdiviezo remarcó que “con esto sale a relucir lo mejor que tiene cada uno como persona, hay muchas que se involucraron y decidieron formar parte de este equipo para poder ayudar. Obviamente con todos los recaudos que se requieren porque son mamás, papás o tienen familiares a cargo, pero sobre todo quiero destacar que prevalece el espíritu solidario de cada uno de ellos para colaborar con la gente desde su casa”. Este equipo voluntario está trabajando arduamente para informarle a la población sobre el subsidio de diez mil pesos que se les otorga a las personas que reúnen ciertas condiciones específicas. 

“Mucha gente está llamando y de todas las localidades. Más de lugares en los que el internet no llega con facilidad, entonces nos mandan Whatsapp y las colegas inscriben para facilitarles ese paso, además de explicarle todo lo requerido sobre ese beneficio”, afirmó. Brindan un asesoramiento exhaustivo sobre cualquier información que requiera la población. Asimismo, sostuvo que “el fin es colaborar en algo con las familias y acercarles ese recurso que muchos no cuentan como es el acceso a internet, a redes sociales. Estamos muy contentos de poder aportar nuestro granito de arena”.

Otras áreas

Dentro de este espacio de voluntariado que promueven los profesionales existen otras áreas ligadas también a la ayuda social. Las mismas son de discapacidad, adultos mayores y salud mental, además de las correspondientes a violencia de género y asesoramiento general. En ese sentido, indicó que “es importante contener a toda la sociedad. A los adultos mayores hay que tenerlos muy en cuenta porque además de ser una población vulnerable en relación al coronavirus, ellos están amedrentados por lo que escuchan y ven en las redes sociales, no la están pasando bien. Piensan que son la parte olvidada de la sociedad y muchos dicen que quizás no se mueran de coronavirus, pero sí de depresión porque sienten que nadie se acuerda de ellos. Me tocó hablar con adultos mayores que piensan de esa manera por eso es importante que se comuniquen con nosotros así los guiamos para que lleven de la mejor forma este aislamiento”.

Casos de violencia

Analía Valdiviezo señaló que las situaciones de violencia en la pareja y la violencia familiar en el hogar se potenciaron con total seguridad, dado a que este aislamiento social obligatorio, significa que la mujer está en contacto con su victimario durante las 24 horas del día, al igual que sus hijos. Al respecto manifestó que “muchas veces las mujeres utilizan sus salidas a las escuelas de sus hijos, a la salita del barrio, o ir al supermercado o bien esperaban que sus agresores salgan de su casa para darse una escapada y poder realizar la denuncia, acudir a algún centro de atención, o ir directamente a tribunales al Juzgado de Violencia y pedir ayuda. Todas esas estrategias con el aislamiento se les obstaculiza y su pedido de ayuda es mucho más difícil”. 

Por ende, “si la madre sufre violencia obviamente también la sufrirán los hijos, porque ellos viven, sienten y están ahí en medio de lo que sucede, ellos no escapan de esa realidad y absorben todo. Por eso es importante la contención y el acompañamiento a estas familias para que no sientan que están solas y se puedan tomar medidas más de raíz cuando todo esto termine. Operativamente desde el Colegio de Profesionales del Servicio Social estamos trabajando para que se pueda brindar la contención y asesoramiento vía Whatsapp y facilitarles los canales de ayuda a las víctimas”. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...