"Estamos en default virtual", reconoció Fernández

En la reunión en la que el presidente Alberto Fernández convocó a gobernadores de todas las provincias, entre ellos el mandatario de Jujuy, Gerardo Morales, se anunció la oferta para reestructurar la deuda que mantienen la Argentina con todos sus acreedores. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, rodeado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, anunció que los bonos se empezarán a pagar a partir del 2023. 

En ese sentido le titular de la cartera económica dijo que "queremos darle previsibilidad a los bonistas". Aunque reconoció que en su momento "no se llegó a un entendimiento entre Argentina y los bonistas, sobre qué es sostenible".

Si bien Guzmán reveló que el FMI considera que la propuesta argentina es sostenible, los acreedores dicen que "tiene que haber ajuste fiscal rápido y en mayor cantidad". 

Por este motivo es que el economista dijo que un ajuste fiscal de gran magnitud "destruiría el futuro y las oportunidades de millones personas de Argentina, y es algo que nosotros no vamos a permitir".

"Vamos al límite, y ese límite es la oferta que está presentando Argentina mañana", dijo Guzmán. 

"Proponemos cambiar la estructura de bonos, de deuda, por otra estructura que implique un período de gracia por tres años, empezaría a pagar en 2023", subrayó el funcionario. 

De la misma manera, Guzmán hizo hincapié en el lobby en el que pueden incurrir algunos bonistas, "entendemos que puede haber gente jugando muy fuerte" en la búsqueda de los acreedores para que Argentina "pague más". Es por ello que, "es importante que nosotros como sociedad estemos unidos frente a esta oferta, porque es fundacional para la recuperación y asentar condiciones para un desarrollo sano para nuestro país", indicó.  

Por último el ministro señaló que "vamos a seguir trabajando día a día para llegar a un entendimiento entre las partes". Además confió que, "está claro que tenemos una situación de deuda con el FMI que no podemos pagar". 

"Es una suerte de default virtual"

El presidente Alberto Fernández, señaló que la situación "es una suerte de default virtual, y queremos que entendamos que todos tenemos el compromiso común que es salir de esta situación". 

De la misma manera dijo que, "queremos que asumir obligaciones con el mundo financiero no suponga más postergaciones para los argentinos que la están pasando mal y que son prioridad". 

El mandatario subrayó la necesidad de ser serios y evitar la dilatación que atraviesa el país. 

"Sabemos que la economía del mundo se ha dado vuelta, y con la misma seriedad seguimos llevando el debate con nuestros acreedores", dijo Fernández, quién subrayó que a pesar de la pandemia por el Covid-19 la Argentina continúa trabajando para resolver los problemas de deuda. 

"Nos propusimos pedirle al FMI que viera lo que pasa en Argentina, y lo hizo", subrayó Fernández. A lo que agregó que el FMI vio que "la deuda era insostenible en Argentina" y después dijo "cómo debían ser la quita de los bonos privados" para que sea sostenible. 

A la deuda "vamos a pagarla sin postergar las necesidades de los argentinos", aseveró Fernández.

En ese marco, el presidente, agradeció la presencia y acompañamiento de los gobernadores oficialistas como así también de la oposición. "Tal vez sea la oportunidad de construir un país mejor". 

"Es tan enorme la crisis, que tenemos la oportunidad de barajar y dar de vuelta, y empezar a hacer las cosas de otro modo", consideró el jefe de estado. 

"Queremos un país que contenga a todos, un país solidario, y es muy importante que los gobernadores  acompañen", destacó. 

Por último dijo que mañana iba a ser un día definitiorio para la Argentina, porque "el mercado va a saber lo que nuestro país está en condiciones para pagar". 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...