Fernández destacó el rol del sindicalismo en compañía de Moyano

Acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof, el presidente Alberto Fernández recorrió ayer el sanatorio Antártida, cedido por el gremio de Camioneros para los eventuales pacientes de la provincia de Buenos Aires contagiados con el virus y, desde ese centro, ubicado en el barrio porteño de Caballito, el jefe de Estado elogió al líder sindical, Hugo Moyano.

El Presidente reivindicó el rol del gremialismo en la defensa de los trabajadores, aseguró que "las mejores sociedades son las solidarias" y volvió a remarcar que "el esfuerzo de los empresarios es no dejar a la gente sin trabajo" porque -dijo- "es lo peor que podemos hacer en este momento, dejar sin trabajo".

"A veces el sindicalismo, como la política, está tan maltratado, tan vapuleado", pese a que "hace estas cosas (por la inauguración del sanatorio) y esto hay que decirlo claramente", destacó Fernández, quien elogió el desempeño gremial de Moyano, a quien calificó de "ejemplar".

Con el mismo tono, Moyano reflexionó: "Los momentos difíciles hay que afrontarlos; si los trabajadores están dispuestos a hacerlo, también tienen que hacerlo los empresarios".

En tanto, Fernández dispuso la creación del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para empleadores y trabajadores afectados por la emergencia sanitaria, que será establecido a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia.

Entre otros beneficios, el programa establecerá "la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino" y una "Asignación Compensatoria al Salario, para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados".

El decreto contempla además una Asistencia por la Emergencia Sanitaria para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en empleadores que superen los 100 empleados y la implementación de un Sistema integral de prestaciones por desempleo para aquellas actividades económicas que "fueran afectadas de forma crítica en la zona geográfica donde se desarrollan" y acreditar una "sustancial reducción en sus ventas" con posterioridad al 20 de marzo de 2020.

Además, el Gobierno comenzó a implementar ayer la "apertura planificada y controlada" de pasos terrestres, aéreos, fluviales y marítimos, bajo la modalidad de "corredores seguros", que sólo permitirán el tránsito internacional de argentinos y residentes para concretar su repatriación.

Así lo estableció luego de oficializar la prórroga de la prohibición de ingreso al país hasta el 12 de abril a extranjeros no residentes en Argentina, e instruir a que se coordine un cronograma de ingreso paulatino al territorio de personas residentes en el país y argentinos con residencia en el exterior.

Cultura del encuentro

La cultura del encuentro y la solidaridad social fueron los valores y principios que el presidente Alberto Fernández resaltó ayer, en una jornada con varias actividades y mensajes vía Twitter, mientras su gobierno avanza con nuevas medidas para enfrentar al coronavirus.

Durante una videoconferencia con jóvenes del mundo, en sus mensajes en la red social Twitter y en otras actividades que realizó, Fernández insistió en apelar a la unidad y a la solidaridad para enfrentar al covid-19 en el país, además de disponer nuevas medidas económicas y de organización social frente a la pandemia. "Es una alegría poder escucharlos y es una formidable idea que los jóvenes sean parte de las oportunidades que surjan después de la tragedia", les dijo Fernández a unos 120 jóvenes de la red educativa Scholas Occurrentes de 60 ciudades del mundo, convocados por el papa Francisco para participar de una videoconferencia y compartir los desafíos que surgirán a partir de las consecuencias de la pandemia.

En ese intercambio, el mandatario le dio un lugar central a la "cultura del encuentro" y a la idea de que el mundo es la "casa común".

Asistencia al trabajo y la producción

El programa se oficializó ayer a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia, publicado en un suplemento del Boletín Oficial. El Gobierno creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción. El presidente Alberto Fernández dispuso ayer la creación de un programa de asistencia de emergencia para apoyar a empleadores y trabajadores de empresas micro, pequeñas y medianas, afectadas por la merma de la actividad productiva debido a la propagación del coronavirus en el país, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), publicado ayer en un suplemento del Boletín Oficial. Se denomina Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción y tiene como objetivo apoyar los emprendimientos que padecen una disminución de su producción, a partir de la pandemia, que -señala el DNU- impacta en forma “inmediata y aguda a las empresas, particularmente a aquellas micro, pequeñas y medianas”.

El Decreto 332 prevé “la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino” y una “Asignación Compensatoria al Salario para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados”. A su vez, a través del Programa de Recuperación Productiva (Repro), el Gobierno estableció que se dará una asistencia a los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en empleadores que superen los 100 empleados y se especifica que la prestación por trabajador tendrá un mínimo de $6.000 y un máximo de $10.000.

Además, se implementa un Sistema integral de prestaciones por desempleo, destinado a cuyas actividades económicas “fueran afectadas de forma crítica en la zona geográfica donde se desarrollan”, a quienes cuenten con una “cantidad relevante” de trabajadores contagiados y quienes acrediten una “sustancial reducción en sus ventas” con posterioridad al 20 de marzo de 2020. El Gobierno aclaró que “se encuentran excluidos de los beneficios del presente decreto aquellos sujetos que realizan las actividades y servicios declarados esenciales” e indicó que la Jefatura de Gabinete de Ministros establecerá los “criterios objetivos, actividades y demás elementos que permitan determinar la asistencia a recibir por las sujetos beneficiados”.

En tanto, se especificó que, quienes cumplan con los requisitos, accederán a uno de los siguientes beneficios: la postergación de los vencimientos para el pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa), o la reducción de hasta el 95% de las contribuciones patronales a ese sistema, devengadas durante abril del 2020 para empleadores que no superen los 60 trabajadores. Este beneficio alcanzará sólo a los empleadores que, al 29 de febrero de este año, tengan una nómina de empleados de hasta 60, y en los casos de empresas que tengan más trabajadores y que quieran acceder a esta reducción de las contribuciones, deberán promover el Procedimiento Preventivo de Crisis, establece el decreto. Será competencia del ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social modificar la operatoria del Sistema integral de prestaciones por desempleo y, también, que los empleadores alcanzados por los beneficios acrediten ante la Afip la nómina del personal alcanzado y su afectación a las actividades. Además, se definió que el Ministerio de Trabajo considerará la información y documentación remitidas por la empresa, y podrá relevar datos adicionales y disponer la realización de visitas de evaluación.

A su vez, la Jefatura de Gabinete tendrá la facultad de extender la vigencia de las medidas del decreto y definir las actividades económicas afectadas en forma crítica por la emergencia sanitaria. En el caso de los empleadores de hasta 25 trabajadores, el programa asistirá en un 100% del salario neto, con un valor máximo de un salario mínimo vital y móvil vigente, mientras que a las empresas con 26 a 60 empleados, aplica el mismo aporte con un valor máximo de hasta un 75% del salario mínimo. Por otra parte, las empresas con plantillas de 61 a 100 personas, la asistencia también abarcará el total del salario neto con un valor máximo de hasta un 50% del salario mínimo.

Otros requisitos para la obtención del Sistema integral de prestaciones por desempleo incluyen tener una cantidad relevante de trabajadores contagiados o que estén en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar. Quedan excluidos de los beneficios acordados por el decreto los sujetos que realizan las actividades y servicios declarados esenciales, y se faculta a la Jefatura de Gabinete de Ministros a establecer los “criterios objetivos, actividades y demás elementos que permitan determinar la asistencia a recibir por las sujetos beneficiados”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...