EEUU en momento difícil como 11-S y Pearl Harbor

El gobierno de Estados Unidos, donde el coronavirus ya mató a 9.180 personas y contagió a más de 324.000, admitió hoy que esta semana será el "momento más triste" de la pandemia de coronavirus, "como el de Pearl Harbor o el del 11-S", ante el elevado número de muertes que se espera.

"Esta va a ser la semana más dura y triste de las vidas de la mayoría de los estadounidenses, francamente", dijo el director general de Salud Pública, Jerome Adams, durante una entrevista con la cadena de televisión Fox News.

"Este va a ser nuestro momento (similar al) de Pearl Harbor, al del 11-S, solo que no va a estar concentrado en un mismo sitio. Va a ocurrir por todo el país", agregó.

El ataque japonés por sorpresa a la base militar de Pearl Harbor (Hawái) en 1941 causó la muerte de más de 2.400 estadounidenses, mientras que otras 2.996 perdieron la vida en los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 (11-S) en las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono y el siniestro de un avión en Pensilvania.

La pandemia prosigue su aceleración elevando el número de contagios y muertes en todo el mundo, pese a la estabilización de grandes focos como los de Italia o España.

Los fallecimientos por el nuevo coronavirus en Estados Unidos ya superaron ambas cifras, con más de 9.100 hasta este domingo, pero la aceleración de los contagios y muertes en los últimos días han generado pronósticos todavía más sombríos para la semana entrante

La pandemia prosigue su aceleración elevando el número de contagios y muertes en todo el mundo, pese a la estabilización de grandes focos como los de Italia o España.

"Esta va a ser una mala semana", coincidió el principal epidemiólogo del país, Anthony Fauci, durante otra entrevista este domingo con la cadena CBS News.

"Vamos a seguir viendo una escalada. Pero esperamos que en el plazo de una semana, quizá un poco más, empecemos a ver un aplanamiento de la curva y un descenso", agregó.

Fauci matizó que no se puede decir que Estados Unidos tenga la crisis "bajo control, porque eso sería una declaración falsa", pero opinó que las medidas para contener los contagios, con más del 90% de la población bajo órdenes de quedarse en casa, "están funcionando claramente".

El especialista explicó que esas medidas permitirán que se rebaje "el número de casos nuevos", y que cuando eso ocurra, "las muertes tardarán (en reducirse) una o dos semanas, o más".

En el estado de Nueva York, que concentra más de un tercio de los contagios del país, Fauci pronosticó que la próxima semana será dura "porque todavía no se ha llegado al pico". "En una semana, ocho o nueve días, esperamos empezar a ver cómo cambian las cosas" en Nueva York, añadió. El epidemiólogo lanzó además una crítica velada a los gobernadores -todos ellos republicanos- de los únicos nueve estados de Estados Unidos que por ahora no han urgido a sus habitantes a quedarse en casa todo lo posible: Arkansas, Oklahoma, Utah, Carolina del Sur, Iowa, Nebraska, Wyoming, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

"No es que estén poniendo en riesgo al resto del país, es que se están poniendo ellos mismos en riesgo", subrayó Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (Niaid, por sus siglas en inglés).

EEUU superó los 324.052 casos de coronavirus, más del doble de los detectados en España.

La imagen de la Virgen María recorre las calles de La Paz 

La imagen de la Virgen de Copacabana, una de las más veneradas por los católicos en Bolivia, visitó en la jornada de ayer con un mensaje de esperanza algunos barrios de La Paz, en un inusual domingo de ramos con calles vacías por la cuarentena vigente para frenar la propagación de coronavirus en ese país andino. Cubierta con un velo blanco, la efigie de la “mamita de Copacabana”, como la llaman cariñosamente sus fieles, recorrió en una camioneta de la policía boliviana las principales calles paceñas, acompañada por otros dos vehículos en los que iban sacerdotes bendiciendo a quienes se asomaban a las ventanas para saludarla.

El grupo partió en la mañana desde la Catedral Castrense en el barrio sureño de Irpavi, visitó otras zonas en el sur de La Paz y luego se dirigió a las partes central y este de la ciudad, con paradas especiales en el Comando de la Policía y algunos hospitales para dar ánimos a los uniformados, enfermos y personal sanitario que se encuentra afrontando la pandemia. Esta iniciativa fue organizada por la policía boliviana y la Iglesia católica para llevar mensajes de “fe y esperanza a toda la población”, dijo a los medios el comandante nacional policial, Rodolfo Montero. Montero recordó que la Virgen de Copacabana es “patrona y generala” de la Policía, por lo que dijo sentirse “honrado” de hacer el recorrido junto a la imagen, informó la agencia de noticias española EFE al contar el hecho.

Si el año pasado los templos católicos y sus alrededores rebosaban de fieles y vendedores de las tradicionales palmas en el domingo de ramos, este año ocurre lo opuesto en Bolivia por la cuarentena con las calles e iglesias vacías. Como en otros países, las misas no han dejado de oficiarse, pero se hacen a puerta cerrada y se transmiten a través de distintas plataformas virtuales o las redes sociales, como se prevé que ocurra en los demás días de Semana Santa. Una de las tradiciones de los católicos bolivianos en Semana Santa son las peregrinaciones desde La Paz hasta el santuario mariano de Copacabana, a orillas del lago Titicaca, en la frontera con Perú, comunidades muy religiosas.

Los peregrinos suelen recorrer a pie los 130 kilómetros de una ruta situada a casi 4.000 metros de altura cerca de la cordillera de los Andes y del lago Titicaca para llegar al templo de la Virgen de Copacabana, una tradición que este año se tendrá que suspender por las restricciones de circulación dentro de la cuarentena. Además de las restricciones de circulación, en Bolivia, que registra 157 casos confirmados de coronavirus y 10 decesos, están vigentes otras medidas como el cierre de fronteras y del espacio aéreo, salvo excepciones por motivos como los humanitarios.

Brasileños contrarios a una renuncia

Casi seis de cada 10 brasileños rechaza la posibilidad de que el presidente Jair Bolsonaro renuncie a su cargo, pese a que sólo un tercio de la ciudadanía aprueba su gestión con respecto a la pandemia de coronavirus, según una encuesta privada divulgada ayer. El sondeo apareció un día después de que varios medios se hicieran eco de un rumor, luego desmentido, según el cual un golpe palaciego había dejado a Bolsonaro en su puesto pero sin poder de decisión. La gestión del mandatario ante la pandemia es aprobada por 33% de los brasileños pero solo 37% opina que debe renunciar mientras 59% cree que debe mantenerse en sus funciones, según la encuesta del Instituto Datafolha publicada por el diario Folha de Sao Paulo. Bolsonaro rechaza las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para combatir la propagación del coronavirus, al que calificó como una “gripecita” de la que sólo deben cuidarse los adultos mayores.

Esa posición lo enfrentó con 26 de los 27 gobernadores de los estados federados, que dispusieron medidas preventivas similares a las adoptadas en la mayor parte del mundo, e incluso con su propio ministro de Salud, el médico Luiz Mandetta. Aunque en los últimos días Bolsonaro recortó la influencia de Mandetta dentro del gabinete, la aprobación a la gestión del ministro es de 76%, más del doble que la del mandatario, según el trabajo de Datafolha. Brasil es el país de América latina con mayor cantidad de casos confirmados de Covid-19, con 10.278, y 431 personas murieron por esa enfermedad, según el último parte del Ministerio de Salud. En ese contexto, varios medios informaron ayer como cierto el rumor, posteriormente desmentido, de que un golpe dentro del gobierno había dejado a Bolsonaro en su cargo pero el poder a manos del jefe de gabinete, general Walter Braga Neto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...