Chile dicta cuarentena total en el Gran Santiago

La capital chilena y sus alrededores, lo que se conoce como el Gran Santiago y alberga aproximadamente a 6,5 millones de habitantes, entrará en cuarentena estricta el próximo viernes a las 22 por siete días luego de que se detectaran 2.660 nuevos casos de coronavirus en un día, lo que despertó en el intendente de La Florida, Rodolfo Carter, la sombría presunción de que los chilenos "nos tenemos que preparar para lo peor".

Ni bien el ministro de Salud, Jaime Mañalich, dio a conocer la medida, el presidente Sebastián Piñera salió públicamenbte a confirmar este giro abrupto en su política frente a la pandemia afirmando que se intentará "proteger la salud y vida de nuestros compatriotas" ante el incremento de casos de Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

"Trabajamos para proteger la salud y vida de nuestros compatriotas. Por eso, desde este viernes 15 de mayo a las 22 y por siete días, entrará en vigencia cuarentena en la Región Metropolitana urbana y otras medidas necesarias para controlar la propagación de la pandemia. Necesitamos su colaboración", escribió el mandatario en Twitter, frente a una catarata de comentaris negativos de legisladores y gobernadores por lo tardío de la decisión.

El alcalde de la comuna capitalina de La Florida, Rodolfo Carter, fue mucho más pesimista que el presidente, al admitir en declaraciones a ADN Radio que "nos encaminamos a muertes masivas", y lamentó lo "tardío‘ de la medida.

Carter aseguró que el propio Piñera lo llamó ‘media hora antes del anuncio‘ para adelantarle la decisión.

"Lo noté (a Piñera) muy, muy preocupado, me señaló que se declaraba la cuarentena en todo Santiago urbano y que la idea es hacerlo lo más rápido posible para recuperarnos pronto", explicó.

Carter también señaló: "Creo que estamos entrando en una fase crítica. Nos tenemos que preparar para lo peor. Muy probablemente vamos a tener fallecimientos y vamos a ver cosas que los chilenos no estamos acostumbrados a ver".

Sobre la medida de la cuarentena total, manifestó que "es evidente que es tardía, pero lo que importa es que tenemos que ponernos todos en campaña. Vamos camino a muertes masivas. Vamos camino a un colapso del sistema sanitario. Estamos justo al límite de poder controlar esta situación".

Por su parte, el gobernador de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, manifestó que la medida constituye "el desafío más grande en la historia de la ciudad", debido a que al menos el 90% de la población de la región entrará en cuarentena.

"Queremos pedir ayuda, apoyo. Es una medida muy dura que confina a las personas, que deben pedir permisos para abastecerse con lo necesario", dijo en conferencia de prensa.

México presenta sistema de semáforos por región

El Gobierno de México presentó ayer su plan de reapertura social y económica hacia “la nueva normalidad” dividido en tres fases desde el 18 de mayo hasta el 1 de junio, que concluye con un sistema de semáforos que medirá la situación con respecto al coronavirus de cada municipio del país. Así lo informó la secretaria de Economía del Ejecutivo mexicano, Graciela Márquez, quien detalló el plan en la conferencia de prensa diaria del gabinete en la que destacó la importancia de la “claridad, certidumbre y seguridad” de la iniciativa para la ciudadanía, los trabajadores y las empresas.

Tras la conferencia, el presidente Andrés López Obrador aseguró que el plan será de “aplicación voluntaria” y que no se impondrá ni a los ciudadanos ni a las autoridades locales. “No van a aplicarse medidas coercitivas. Nada por la fuerza, todo por la razón. Este plan es de aplicación voluntaria”, dijo. El plan se divide en una primera etapa que comienza el 18 de mayo, una segunda de preparación que se prolongará hasta el 31 de mayo y una tercera parte, basada en un sistema de semáforos que mostrarán el nivel de afectación de la Covid-19 en cada municipio del país, que dará comienzo el 1 de junio. La primera fase consistirá en la reapertura de los “municipios de la esperanza”, un total de 269 municipios en 15 estados que no tienen contagios y, al mismo tiempo, no son vecinos de otros estados que tengan contagios. En estos municipios, y a partir del 18 de mayo, estará abierta la actividad escolar, del espacio público, laboral de personas vulnerables y de las medidas que se tienen que tomar para la salud pública y el trabajo.

La segunda etapa, que va del 18 de al 31 de mayo, se centrará en la preparación de los trabajadores, empresas y familias, en la que se capacitará a los empleados de las diferentes compañías del municipio para un ambiente laboral seguro, a través de la adecuación, sanitazación e higiene de los espacios laborales. La tercera, que arranca el primero de junio, se basa en un sistema de semáforos por regiones para la reapertura de las actividades económicas y sociales. El semáforo tiene cuatro colores, rojo, naranja amarillo y verde, y cinco categorías medidas por la salud pública y el trabajo, medidas laborales, espacio público, personas vulnerables y actividades escolares. Semanalmente se informará en qué color está cada estado. López Obrador aseguró que se está trabajando de manera coordinada con los estados y municipios, con una cooperación “muy estrecha”. “Vamos a estar informando constantemente hasta que todos sepamos de qué se trata porque así de una primera exposición no es fácil de internalizar lo que significa este plan, nos va a llevar algún tiempo, pero ya iniciamos esta etapa”. El Gobierno de México cerró en abril y mayo las actividades económicas no esenciales, aunque no concretó sanciones para las empresas que abrieran.

Orquesta boliviana varada en Europa

Los 25 músicos de la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos (OEIN) oriundos de La Paz (Bolivia) completaron esta semana el segundo mes de confinamiento en Rheinsberg, en el noreste de Alemania, donde quedaron varados a consecuencia de la pandemia de coronavirus. La Oein de La Paz, que desde hace dos meses está varada en el noroeste de Alemania por la pandemia, lanzó ayer una campaña en redes sociales para costear su regreso a Bolivia. “Tenemos un deseo grande y potente de retornar a nuestro país y volver a ver a nuestras familias”, expresó el director de la orquesta, Carlos Gutiérrez, quien admitió que son “conscientes de que no sería una vuelta a la normalidad”, dado que nada es igual desde que se marcharon.

Los músicos aterrizaron en Alemania el pasado 10 de marzo con el fin de actuar en varios festivales, pero la inesperada paralización de la vida pública a causa del coronavirus apenas unos días después echó por tierra sus planes y los dejó sin posibilidades de regresar a Bolivia. Los artistas están cumpliendo con su confinamiento en un lugar soñado para cualquier músico: la Academia de Música de Rheinsberg, que forma parte de un complejo palaciego del siglo XVI ubicado a orillas de un lago en una pequeña localidad 100 kilómetros al norte de Berlín. Sin embargo, “es una situación que nadie se esperaba”, explica Gutiérrez después de que se viera truncada una serie de oportunidades de ser repatriados. El grupo busca ahora desesperadamente una fuente de financiación, dado que todos los conciertos que tenían organizados se han suspendido, agregó el director de la orquesta de música contemporánea.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...