"Es inminente la disponibilidad del test de diagnóstico rápido Neokit"

-¿En qué consiste el test de diagnóstico rápido Neokit que tiene como característica principal ser de bajo costo?

-El Neokit es un test molecular, a diferencia de los restantes tests rápidos que son serológicos. Un test serológico detecta si una persona está transitando la infección o si la tuvo en algún momento. En cambio los tests moleculares, tanto la PCR como el Neokit, indican en el momento que se toma la muestra si la persona tiene el virus. Por eso es importante por el valor diagnóstico. Y en particular lo que tiene el Neokit a favor respecto de la PCR es que es un método muy simple, más económico, muy rápido, de fácil interpretación y no necesita equipamiento costoso como lo requiere la PCR.

El Neokit necesita un calentador de cualquier tipo que conserve la temperatura a 64º durante 1 hora. Y otro de los motivos que hacen de este test más económico es el costo que tiene por reacción es de aproximadamente US$ 8, mientras que para la PCR, dependiendo del kit que se adquiera, cuesta entre US$ 15 y US$ 24.

-¿Cómo se realiza?

-A través de un hisopado se toma una muestra bajo condiciones de bioseguridad y una vez inactivada esa muestra sólo se necesita una máquina centrífuga para el paso de purificación, y se necesita después un calentador que es muy económico y que todos los laboratorios bioquímicos lo tienen. La reacción es fácil, el kit trae unos tubos en los que se coloca una gota de reactivo que viene en una especie de gotero y se pone ahí también la muestra del paciente a evaluar. Eso al mezclarse toma una coloración violeta y se debe poner a incubar durante 1 hora a 64º. Una vez pasado ese tiempo, si sigue de color violeta la reacción es negativa, es decir que no hay virus en esa muerta, pero si pasa a color azul la reacción es positiva, es decir que marca la presencia de virus. Es así de fácil.

-¿Qué margen de error tiene?

-Los márgenes de error que describimos para el Neokit son similares a los de la PCR, pero la ventaja del Neokit es que como es fácil de hacer requiere de mucho menos manipulación y es ahí donde se reduce el margen de error. En cada paso se tiene un riesgo de error por cuanto menos pasos se tienen, menos riesgos se corren.

-¿Cómo fue que se pudo desarrollar este producto de forma tan rápida? ¿Ya tenían una base?

-Sí. Desde el año 2011 veníamos trabajando para desarrollar un kit de diagnóstico molecular para el Chagas congénito y cuando vimos que la técnica era muy poderosa lo empezamos a plantear desde ese momento en términos de plataforma para poder detectar otros patógenos. Trabajamos en qué tipo de muestras necesitábamos, cómo se procesaría y en las condiciones de reacción de amplificación molecular para que sea lo más sensible posible y después adaptamos el sistema de lectura de la reacción para que sea sencillo. Siempre con el criterio de que sean reacciones que puedan ser aplicables en lugares con baja infraestructura y poco equipamiento. Aprovechamos el poder de esa herramienta para que pueda ser aplicada en distintos escenarios.

-¿En qué etapa se encuentra la producción del Neokit?

-Estamos muy implicados en terminar de ajustar algunas características del kit para hacerlo aún más simple y también estamos acompañando en la etapa de producción.

La producción está pensada en etapas, en escalas, porque aumentar los volúmenes a grandes números es un punto crítico. Nuestra primera producción va a ser de 10.000 reacciones y el siguiente paso esperamos que sea de 200.000 y después de 500.000 hasta llegar a una línea de producción de 1.000.000, así está previsto y estamos en camino.

-¿En qué fecha estarán disponibles los primeros kits?

-Estamos ahora en plena producción de los primeros 10.000. Pensábamos que para el viernes de esta semana ya podrían estar, pero ahora estamos un poco demorados con algunos insumos, pero es inminente para la semana que viene.

-¿Están desarrollando algún otro proyecto?

-Basados en la oportunidad que vimos de aprovechar el poder de esa herramienta que ya teníamos como plataforma para que sea aplicada en distintos escenarios, empezamos a desarrollar otros kits que tienen distintos grados de avance. Tanto para infecciones de plantas, animales y propiamente humanas avanzamos con sífilis, brucelosis y ya está listo el kit para dengue, zika y chikungunya para que sea validado clínicamente, pero con la llegada de la pandemia es difícil avanzar en esto.

Esta experiencia en particular es especialmente valiosa por haber podido responder rápido frente al Covid, ya que ambos virus son de material genético ARN.

-¿El Neokit podrá ser adquirido por los ciudadanos?

-Este kit no está pensado para el uso doméstico porque la necesidad ahora frente a la emergencia es que el Estado esté provisto para la realización de diagnóstico. Pero la idea es que sea dé acceso para todos los espacios que lo necesiten y los centros que ya están haciendo diagnósticos y tienen determinadas condiciones en el laboratorio lo pueden utilizar.

-¿El presupuesto asignado por Nación para el desarrollo de este tipo de proyectos es suficiente?

-Creo que va a hacer falta un poco más, pero es que el Covid llegó cuando recién se estaba reorganizando el Ministerio de Salud. Frente a la emergencia hubo un presupuesto emergente para Covid y por eso pudimos responder rápidamente y esperamos que haya un presupuesto razonable y sostenido.

La ciencia argentina tuvo muchas situaciones de intermitencias que perjudican mucho a un desarrollo que necesita sostenerse en el tiempo. El Ministerio de Ciencia y Tecnología nos facilitó fondos y la operativa de compra simplificada de reactivos y la estructura necesaria.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...