Índice de casos positivos en los testeos es del 57%

La cantidad de habitantes del barrio Villa Azul infectados con coronavirus Covid-19 ascendía a 174, según informó ayer en horas de la mañana el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán.

El ministro admitió que en índice de positividad en los testeos realizados en el barrio situado entre los distritos de Avellaneda y Quilmes, que está aislado desde este fin de semana, es del 57 por ciento, mientras que por el momento no se había producido ningún deceso.

En declaraciones radiales, el ministro indicó que el 14 por ciento de los infectados en la provincia son habitantes de barrios populares.

"La gente que vive en esos barrios trabaja en la Ciudad (de Buenos Aires) o el resto del conurbano, por lo cual va y viene".

"Entonces, hay que cortar esas cadenas de contagios. Apuntamos a que aquellos que necesariamente tienen que desarrollar un trabajo esencial, lo hagan con todas las medidas de seguridad como tapabocas, distanciamiento social y alcohol en gel", explicó.

Tras realizarse un testeo temprano en el barrio, luego de detectar decenas de casos sospechosos en un trabajo casa por casa, las autoridades provinciales decidieron este fin de semana poner en marcha un aislamiento estricto del barrio, en un operativo que incluyó el reparto de comida entre sus habitantes.

Gollán definió lo ocurrido en el asentamiento como "un brote de tipo explosivo" e indicó que el objetivo del aislamiento del lugar es "cortar las cadenas de contagio adentro del barrio".

"Si sucediera en una oficina de trabajo corporativo o en un country, el criterio de acción sería parecido. La mejor manera de cuidar al barrio es evitar que entre o salga nadie, ir casa por casa", consideró, en alusión a las críticas que hubo hacia la medida y en consonancia con declaraciones del gobernador Axel Kicillof.

Asimismo, el titular de la cartera sanitaria provincial aclaró que "por ahora no" hay brotes de coronavirus en otros barrios populares bonaerenses.

Ayer también se confirmaron los primeros casos en Villa Itatí.

“Ahora es un momento de máxima preocupación”

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, defendió ayer las características dada a la actual etapa del aislamiento social preventivo y obligatorio en el ámbito metropolitano al afirmar que si bien entiende “la angustia de todos”, en estos momentos se atraviesa “un momento de máxima preocupación” ante “la fase creciente de casos de contagiados”. En este sentido, planteó que “apenas sea sanitariamente posible” habrá que ir flexibilizando la cuarentena e ir “trabajando para volver a la normalidad”, pero desestimó esa posibilidad “ahora, justo en este momento, que es cuando estamos con un aumento de la cantidad de contagios en toda la ciudad”. “Yo coincido con las declaraciones de (el ministro de la Corte Suprema Ricardo) Lorenzetti.

CAPITAL / CENTRO DE AISLAMIENTO PARA ENFERMOS LEVES EN COSTA SALGUERO

Desde el momento que sea posible desde lo sanitario, hay que ir levantando la cuarentena”, dijo Larreta, tras recorrer el centro de aislamiento emplazado en el predio ferial de Costa Salguero, en la Ciudad de Buenos Aires. De esta manera, manifestó su sintonía con lo expresado ayer por Lorenzetti en una entrevista con CNN Radio, en la que sostuvo que “la regla general es que la limitación a las libertades tiene que terminar y enfocarse donde se transmite”, y postuló que “hay que salir de la cuarentena global e ir a una limitación específica a los lugares donde se transmite”.

En ese sentido, el jefe de Gobierno porteño sentenció: “Obviamente, hay que cuidar la salud. Ya llevamos diez días seguidos con aumentos en la cantidad de casos, por lo que es difícil prever para adelante, pero todo indicaría que estamos en la fase creciente de contagios”. En ese marco, explicó que se atraviesa “un momento crítico de aumento sostenido de la cantidad de casos de contagio en el área metropolitana, en la Ciudad de Buenos Aires”, y remarcó que, por ese motivo, “tenemos que prepararnos”. El jefe de Gobierno porteño concluyó: “Hoy estamos en el momento de máxima preocupación porque estamos en el aumento de la cantidad de casos”.

Penas por discriminar

Los legisladores porteños debatirán hoy, en sesión, un proyecto para incluir dentro del Código de Contravenciones sanciones a los actos de discriminación y de hostigamiento contra el personal de las áreas de la salud, la seguridad y la justicia que trabajan en contacto con pacientes con coronavirus. La iniciativa fue elaborada por el Ejecutivo y formará parte del temario previsto para la sesión, que comenzará a las 11.30, a través de una modalidad mixta, con diputados que participarán de manera virtual y presencial.

Puntualmente, el proyecto plantea dos modificaciones al Código que reúne las contravenciones, que son aquellas conductas nocivas contra las personas o los bienes particulares y colectivos, al evaluar que desde el inicio de la pandemia por la Covid-19 se “observaron comportamientos disvaliosos por parte de algunos ciudadanos”. “La discriminación que sufre personal de la salud, personal policial y judicial, en razón de estar en contacto con pacientes infectados del mencionado virus, injuria gravemente su dignidad y evidencia la falta de solidaridad ciudadana”, sostiene el proyecto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...