¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
13 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Laberintos Humanos: Relación extraña

Viernes, 08 de mayo de 2020 01:03

La relación era así de extraña. Todas lo son, aunque muchas son tan parecidas entre sí que nos animaríamos a decir que son normales. En este caso, ella desaparecía de su vida hasta que una mañana él se despertaba recordando que la había soñado, la buscaba y se reencontraban para volver a perderse.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La relación era así de extraña. Todas lo son, aunque muchas son tan parecidas entre sí que nos animaríamos a decir que son normales. En este caso, ella desaparecía de su vida hasta que una mañana él se despertaba recordando que la había soñado, la buscaba y se reencontraban para volver a perderse.

En uno de esos encuentros, ella le confesó algo. Muchas veces uno confiesa algo en un momento de pasión, casi como que se le escapa, y entonces le dijo que se perdía de su vida para que la soñara. Por eso me voy, le dijo, que si no estuviera segura que me vas a soñar no me perdería.

Pero se lo dijo con tanta tranquilidad, con tanta convicción de que ese sueño se iría a repetir, que el soñador sospechó que no era el dueño de sus sueños, sino que ella, por su propia voluntad, se aparecía en ellos para llamarlo y llevarlo a su lado. Si eso era brujería, era amor o era capricho, el soñador no podía asegurarlo.

Lo pensó y le agarró un poco de angustia: podía darse el día en que la soñara, la buscara y viera que ella ya estuviera haciendo otra vida con otro hombre, o que sencillamente no lo estuviera esperando, o podía suceder que la soñara cuando él ya, cansado de esperarla, estuviera en otro romance o lejos.

Era posible, se dijo, y aunque hubiera dado su brazo derecho por tenerla siempre a su lado, debía reconocer que amaba demasiado ese modo de amarse que tenían: soñándose, encontrándose y perdiéndose para volver a encontrarse. Así, les dije en el audio, es también la relación de los gallos con las personas.

Temas de la nota