Docente contó su experiencia sobre la breve vuelta a clases

Del martes al viernes en Jujuy se activó el plan de Apoyo Escolar para zonas rurales y algunos docentes volvieron a dar clases, en ese marco, Daniel Pérez, profesor de Educación Física de la escuela Nº 279 "Abdón Castro Tolay" de la localidad que lleva el mismo nombre situada en el departamento de Cochinoca, contó su experiencia y las sensaciones de los chicos.

 

Daniel Pérez fue el único de su escuela que asistió a dar clases e hizo hincapié en las medidas de prevención para los chicos.

 

Son un total de ocho docentes entre maestros de grado y especiales en el establecimiento pero solamente él pudo asistir durante los cuatro días que se habilitó esta modalidad, del martes al viernes, ya que anteayer quedó nula tras volver la provincia de Jujuy a la fase 1 de la cuarentena.

Indicó que previo a este corto retorno desde la escuela se habían organizado para preparar la vuelta y cuatro de los ocho docentes aceptaron dar clases.

Cabe mencionar que el plan de Apoyo Escolar otorgaba la posibilidad de que los maestros pudieran optar por ir o no.

Pero tres de los cuatro que habían aceptado volver no pudieron llegar el primer día por cuestiones de transporte, y tampoco el siguiente ya que en la noche del martes se decretó la fase 1 para el Gran Jujuy. Entonces solamente Pérez pudo asistir y en los cuatro días dio clases a unos 16 alumnos de primero a séptimo grados, aproximadamente la mitad del total de los que asisten a esa escuela.

"Volver a las aulas para mí significó venir a cumplir mis obligaciones como corresponde de mi carrera docente que son muchas para los que desempeñamos tareas en áreas rurales. Lo hice con entusiasmo, toda la responsabilidad, haciendo lo mejor, dando lo mejor para la asistencia de los alumnos, de los padres y de la comunidad en general", sostuvo en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

Sobre los estudiantes expresó que "los chicos estuvieron muy contentos, con muchas ganas de volver a la escuela. No sé si será por ser el docente de Educación Física, pero demostraron mucho cariño y ganas de quedarse en la escuela. Mostraron mucha alegría".

"Durante los pocos días que pudimos tener clases estuvimos haciendo foco en las medidas preventivas del coronavirus, dando información sobre la pandemia, dónde surgió, cómo se expandió, cuáles son los síntomas, las medidas de prevención y hablamos de todo lo que los chicos hacían con normalidad y lo que ahora ya no pueden hacer. Como saludo de manos, el abrazo, el compartir una gaseosa y todos los cuidados pertinentes que hay que tener hoy en día para evitar el contagio", añadió.

Decisión de asistir

Pese a tener la posibilidad de no asistir y continuar de forma virtual, Daniel Pérez decidió volver, "antes de regresar al menos yo estaba muy tranquilo, con la seguridad de saber que iba a hacer mis funciones como lo hice siempre. Tenía mucha tranquilidad y un poco de ansiedad pero normal por las cosas que están pasando. Tenía una planificación de saber lo que iba a hacer, además de las tareas de prevención, hicimos algunas actividades físicas con todas las medidas, no hicimos juegos masivos pero sí actividades como saltar sogas, correr y otras cosas individuales siempre respetando el distanciamiento", comentó.

Para finalizar remarcó que "ellos estaban muy contentos de volver, se le habló bien que esto era una situación precaria que se podía cortar así como tal sucedió el viernes. Les advertí que esto se podía cortar si el virus se seguía propagando y ellos se quejaban pero siempre entienden lo que uno les dice. Les dije de la mejor manera que se podía complicar todo si aparecían nuevos casos, ellos querían seguir pero bueno desgraciadamente volvimos a la cuarentena".

Educación desigual en tiempos de pandemia

Daniel Pérez, docente de la escuela Nº 279 “Abdón Castro Tolay”, manifestó su percepción sobre la educación virtual que se realiza desde la aparición de la pandemia y se mostró disconforme porque no todos los alumnos tienen las mismas herramientas tecnológicas para educarse. En ese sentido mencionó que “me parece que en la práctica nadie está preparado, para enfrentar este tipo de contextos de educación tan duros. Y más en escuelas rurales, porque muchos sufren de mala conectividad, en algunos casos solamente la conexión está solo en las escuelas, en las casas es casi imposible tener internet, o la señal es muy baja y se corta todo el tiempo.

 

Como docentes estuvimos mandando tareas, trabajamos con cartillas que el Ministerio de Educación dispuso, pero el problema pasa por la preparación. También por parte de las familias y los medios adecuados”. Siguió diciendo que “acá viven familias que tienen un solo celular, y no de los modernos que puedan soportar algunos documentos o los videos que enviamos, por eso no se puede hacer conexiones de Zoom u otra plataforma o videollamadas. Solamente a través de mensajes de texto, o de voz, o videos, por eso se hace más complicado y más si las familias no poseen los medios para descargar todo lo que le mandamos los docentes”.

“Se hace lo que se puede”

“Hay algunas familias que respondieron todo el tiempo las tareas que les mandamos, otras poco y otras no pudieron responder nada directamente. Esa es la situación, mucha complicación de educar por internet en este tiempo de pandemia y esto no sólo se da en las escuelas rurales. Es muy notorio que acá tengamos fallas en el alcance tecnológico, hasta en personas de la ciudad pasa esta falta de comunicación por no tener los medios adecuados, se hace los que se puede”, afirmó Pérez.

Por último aseguró que “pese a eso los docentes siempre tratamos de que el material llegue, y cuesta suplir las necesidades esas de las familias. El estar cara a cara con los chicos es lo que a todos nos gusta. Los niños quedan encantados con ir a la escuela, prefieren ir antes que trabajar con un mensaje de texto. En la escuela se sienten muy contenidos y contentos”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...